RÍO GALLEGOS.- «Nunca imaginé que mi hermano podía hacer lo que hizo», señaló el concejal, José Luis Campano, en referencia a la detención de su hermano en un operativo antidrogas. Además de mostrarse dolido por la situación familiar que está atravesando, Campano denunció la existencia de intereses políticos que buscan desplazarlo del Concejo. Apuntó al kirchnerismo, y dijo que no va a renunciar, «no cometí ningún delito», aseveró. El concejal José Luis Campano se definió como «peronista» y representante del PJ, y aunque alcanzó la banca integrando la lista que encabezaba el ex intendente Osvaldo Maimó, «no soy kirchnerista», aclara. Consultado por Winfo Santa Cruz el concejal se mostró dolido por la situación familiar que están viviendo, y advirtió que detrás del procedimiento que  culminó con la detención de su hermano» hay mucha especulación política, porque desde que surgió este problema se han olvidado del problema en sí, del delito que se le imputa a mi hermano, y se han ocupado de mí»,  expresó, Samuel «Pilín» Campano, quien fue detenido el viernes último tras sendos allanamientos en un operativo bautizado como «sangre verde» en los cuales se secuestró 10 kgs de marihuana, 2 kgs de cocaína, 10 dosis de LSD, y armas, entre otros elementos,  permanece alojado en la Alcaidía de Caleta Olivia junto a otras dos personas. «Tendrá que hacerse cargo y rendir cuentas de lo que le corresponde», señaló José Luis Campano, y remarcó que eso lo determinará la justicia. Adelantó que «probablemente hoy ya le hayan levantado la incomunicación, por lo tanto iré a verlo». Denunció que el kirchnerismo quiere quedarse con su banca Campano insitió ante con señalar al Frente para la Victoria como el principal interesado en desplazarlo de su banca: «porque yo soy peronista, soy del PJ, no soy kirchnerista entonces la cuestión es correrme para sembrarle el camino a lo que le queda de gestión al actual intendente», sostuvo. Para el concejal, el FPV quiere que en su lugar asuma Rodolfo Marcilla, que es quien lo secunda en la lista, y actualmente es el Secretario de Deportes del gobierno provincial. No obstante Campano asegura, «no pienso renunciar porque yo no cometí ningún delito, nunca me allanaron  ni mi casa, ni mi chacra, ni ensucié la investidura del Concejo Deliberante», y aseguró que tenía el apoyo de al menos otros tres concejales incluido el presidente del Concejo, «fui el concejal más votado», agregó. Por último volvió a reiterar, «si mi hermano se equivocó lo determinará la justicia, y tendrá que ser él quien rinda cuentas», concluyó.