EL CALAFATE.- La reunión convocada aquí por la gobernadora Alicia Kirchner para encolumnar a intendentes en contra «del ahogo financiero a la Provincia por parte de Nación», sirvió de escenario para que el ministro de Economía, Ignacio Perincioli, brindara detalles sobre las finanzas provinciales. Si bien reconoció una mejora en los ingresos por coparticipación federal y regalías, aseguró que gran parte de esos ingresos van a parar al pago de la deuda contraída por asistencias financieras a la provincia entre 2010 y 2016. Reveló que para pagar los sueldos de mayo la provincia tuvo que recurrir a un préstamo a una petrolera, y pidió a los intendentes que no aumenten los sueldos ni la planta de personal. Alicia Kirchner convocó a su gabinete y a los intendentes de la mayoría de las localidades de la provincia, (de Cambiemos solo asistió Facundo Prades), a una reunión para analizar el ajuste de Nación a los subsidios a la Patagonia. El encuentro se realizó en la ciudad de El Calafate, una de las localidades más amables para el kirchnerismo donde no se expone a reclamos ni protestas,  y donde tiene una gran base electoral aunque atada a la figura de su intendente, Javier Belloni, quien ya manifestó sus intenciones de candidatearse a la gobernación en 2019, con o sin el apoyo del gobierno provincial con el cuál suele ser crítico. «El año pasado Nación nos retuvo 1.000 millones y este año nos va a retener 4.000 millones de pesos», precisó el ministro Perincioli en conferencia de prensa al término del encuentro de intendentes. Los montos retenidos por Nación son por el pago de una deuda histórica que arrastra la provincia por «asistencias financieras» realizadas durante el período 2010-2016. En relación a las transferencias automáticas que Nación gira diariamente a Santa Cruz las que en junio sumaron $1.625 millones, un 53% más que los $1.077.402 percibidos en junio del año anterior, el ministro cuestionó a «Los que fogonean esos números», porque, «no dicen lo que se paga», agregó.
El pasivo consolidado de Santa Cruz asciende a $ 15.571 millones, de los cuáles $ 11.285 millones corresponden a la amortización de capital y $ 4.286 millones a intereses devengados de la deuda histórica por asistencia financiera a la provincia entre 2010 y 2016.
Confirmó la cifra de $3.100 millones que en junio nación giró a la provincia, pero aclaró que «entre el día 1 y el 14, no ingresó nada porque retuvieron los pagos por servicios de la deuda por asistencias financieras», a la provincia en el período 2010-2016. Dijo que en junio $1.600 millones fueron destinados al pago de sueldos. «¿Qué hacemos con los 1.500 millones de pesos que quedan?» se preguntó el ministro Perincioli,  y precisó que «457 millones son retenidos para el pago de servicios de la deuda, otros 421 millones se coparticipa a los municipios, 60 millones se paga a Cammesa, 200 millones corresponden a aportes a la Caja de Servicios Sociales», detalló. Añadió que también ese mes de junio pagaron «más de 200 millones a los gremios, los códigos de descuento, las actuaciones judiciales, los aportes para déficit de Servicios Públicos, y a los proveedores». Reivindicó que «así y todo llegamos a pagar todos los sueldos y haberes previsionales, antes del día 20, que eso no pasaba desde 2016», reconoció el funcionario. Pago de sueldos con ayuda de las petroleras Perincioli recordó que en mayo además de utilizar el descubierto bancario, y tomar fondos de la recaudación de la ASIP, pidieron a las operadoras adelanten el pago de las regalías, y reveló: «tuvimos que pedir un préstamo a una operadora», aunque no dio detalles sobre el monto ni el nombre de la petrolera, ni las condiciones en las que se tomó dicho préstamo.  Señaló que durante la reunión con los intendentes les pidieron a los jefes comunales, «mantener la planta» de personal y no otorgar incrementos salariales: «porque no les vamos a poder mandar la plata, porque no está», sostuvo el ministro. Dijo que comprendían que al trabajador no le alcanzaba la plata «tenemos que ver cómo podemos ayudar a esos sectores con lo que podemos y sabemos que vamos a tener, pero no podemos comprometernos con lo que no sabemos si podremos cumplir”, remarcó Incentivo Docente y recortes de fondos previsionales En otro pasaje de la conferencia de prensa, el ministro de Economía se refirió la posibilidad de que nación recorte fondos a la provincia. El FONID, (Fondo de Incentivo Docente), «para nosotros significa 25 millones de pesos mensuales, de los cuales un porcentaje va a parar al incentivo docente y el resto a compra de material didáctico», explicó. Dijo que si nación deja de girar estos fondos esto complicaría el pago de ese rubro a los trabajadores docentes. En cuanto a los fondos previsionales que este mes nación no giró a Santa Cruz, $71,4 millones, Perincioli aclaró que «horas antes de venir a esta reunión me llamaron desde el ministerio de Interior para decirme que había habido un error, por una documentación, pero que no era una cuestión política», comentó el funcionario. Sobre este punto, el secretario de Estado de Hacienda y Crédito Público, Bruno Ruggeri, dio a conocer la opinión del gobierno: «Estimamos que no van a ingresar más», sentenció.