RÍO GALLEGOS.- El gobierno nacional ya tomó la decisión de transferir a la provincia, la administración del hospital de Alta Complejidad SAMIC de El Calafate. El traspaso se ejecutará a mediados de septiembre. Se desconoce quién y de qué modo se financiará el hospital inaugurado hace tres años por la entonces presidenta Cristina Fernández. El Centro de Atención Primaria Peliche también pasará a la administración provincial. La medida se inscribe en el marco  del acuerdo con el FMI, y aún resta saber cómo se financiará el flamante hospital que desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri, ya tuvo dos intervenciones, la primera de ella en abril del año pasado cuando se puso fin a la administración tripartita entre nación, provincia, y municipio. El presupuesto para 2018 para los dos centros de salud, el SAMIC y el Peliche, es de $ 669 millones, de los cuales el 65% depende de fondos nacionales. En ambos, se emplean 480 personas entre médicos y administrativos. El traspaso de ambos centros de salud nacionales, que fuentes oficiales confirmaron ayer a LA NACION, ya se barajaba tanto en el gobierno de Alicia Kirchner como en el Ministerio de Salud de la Nación. El año pasado la Legislatura santacruceña había solicitado al Ministerio de Salud nacional que garantizara el funcionamiento de la Red de Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad (Samic) de El Calafate, ante versiones de posibles cambios. Cuando el hospital de alta complejidad fue inaugurado, en 2015, por la entonces presidenta Cristina Kirchner, se estableció un fideicomiso de administración por tres años y un gobierno tripartito entre la Nación, la provincia y el municipio. Sin embargo, en 2017, el consejo de administración fue intervenido, y el gobierno de Cambiemos disolvió el organismo y designó nuevos funcionarios. En estos tres años desde su inauguración, el hospital de alta complejidad se convirtió en el principal centro de referencia en atención de salud en una provincia atravesada por una profunda crisis económica que también se sintió en la red de hospitales públicos. Los números del SAMIC Hasta aquí llegaron pacientes derivados de varias localidades, se realizaron intervenciones de alta complejidad, y entre sus últimos logros se cuenta haber realizado una ablación múltiple de órganos. Según datos estadísticos, en 2017 se realizaron 135.311 atenciones a pacientes -entre consultorios y guardias- y se concretaron 3267 internaciones en las 153 camas disponibles. En tanto, durante el último año, el hospital aumentó en un 154% los ingresos por facturación a las obras sociales, según datos oficiales a los que accedió LA NACION. En Río Gallegos, el traspaso del CAPS Fernando Peliche, una estructura de salud creada en 2015 por el gobierno nacional, tuvo al frente a la actual ministra de Salud provincial, Rocío García. En diciembre de ese año, por decreto presidencial, fue transferido por diez años a la provincia, y un año después, el entonces ministro de Salud, Jorge Lemus, dispuso que regresara a la órbita de la Nación, pese a la fuerte resistencia del gobierno de Alicia Kirchner. La decisión surgió a partir de las irregularidades detectadas en una auditoría a raíz de la tercerización del servicio médico a través de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que pagaba el sueldo del personal médico, vacunas y leches vencidas, así como el faltante de equipamiento médico y mobiliario y el estado de abandono que presentaban vehículos sanitarios. Ahora el hospital vuelve a la órbita de la provincia. Fuente: Diario La Nación