RÍO GALLEGOS.- El ministerio de Salud a cargo de Roció García, aseguró que nunca solicitó el traspaso del hospital SAMIC a la órbita provincial, y que hasta el momento no fue notificado por Nación de ninguna resolución al respecto. Atribuyó a Cambiemos haber «cerrado las puertas del Peliche», con «falsas denuncias» de corrupción. A través de una comunicación oficial a los medios, el Ministerio de Salud y Ambiente «desmiente enfáticamente haber solicitado el traspaso del Hospital de Alta Complejidad SAMIC de El Calafate a la órbita provincial», a raíz de versiones en ese sentido, aunque sin mencionar el origen de la información. «Aún sin haber recibido al momento ninguna notificación formal de lo anunciado mediáticamente por el actual interventor, Gastón Ortíz Maldonado, este Ministerio aclara a los santacruceños que desde mediados del 2017 no forma parte integrante de la actual comisión administradora a raíz de la intervención nacional producida sobre dicho nosocomio», señala el parte de prensa. Explica que esta desvinculación, «imposibilita además al ejecutivo provincial contar con información esencial y fehaciente de lo que puertas adentro resuelven las autoridades nacionales intervinientes como administradores». Puso como ejemplo que recién en mayo de este año el ministerio recibió la notificación «de una Resolución del Ministerio de Salud de la Nación que había sido emanada en diciembre de 2017». Destaca que tanto el hospital Samic de El Calafate como el hospital Peliche de Río Gallegos,  fue construido durante la presidencia de Cristina Fernández, y que la población de la provincia «no debe ser estafada ni engañada». Las denuncias por corrupción en el hospital Peliche Respecto de las denuncias que pesan sobre el funcionamiento del Peliche y los funcionarios responsables, entre otros la ministro de Salud, Rocío García, el comunicado imputa las mismas a «diputados y senadores de CAMBIEMOS quienes con falsas denuncias, nunca probadas, le cerraron las puertas del Peliche en la cara a los riogalleguenses». Sostiene que en 2017 «el Hospital Peliche de Río Gallegos fue quitado a la provincia y cerrado por más de ocho meses, durante los cuales el Gobierno Nacional se encargó de trasladar equipamiento a otros puntos médicos, llevando todas las unidades móviles a otras provincias, hecho festejado y aplaudido por diputados de CAMBIEMOS que convirtieron a dicho Hospital en un simple Centro de Atención Primaria». Atribuye al gobierno nacional, «del cual ahora intenta despegarse el Senador Costa», de haber «dejado sin lugar» al Programa Crianza en Tribu y  de haber «cerrado el Centro de Salud Animal, promoviendo una situación de complejidad con superpoblación canina sin precedentes en la capital de la provincia». Finalmente reitera, «la provincia nunca solicitó el traspaso de éste nosocomio a la órbita provincial y solicitamos a las autoridades electas por esta provincia, y con responsabilidad sobre las políticas implementadas por CAMBIEMOS, que no implementen excusas ante el fracaso de sus intervenciones, ni engañen al pueblo de Santa Cruz».