RÍO GALLEGOS.- Diputados del Frente para la Victoria proponen rebajar el inconstitucional «aporte solidario» que en 2010 aplicó el gobierno provincial con el argumento de reducir el déficit de la Caja de Previsión. Además de reducir el 82% móvil que hasta ese momento tenían garantizados los pasivos provinciales, la medida apenas impactó en el 1% del déficit previsional. Los legisladores César Ormeño y Javier Flores, presentaron un proyecto para modificar los porcentajes del aporte solidario que hoy se aplica a partir de los 3 sueldos mínimos ($31.200), a quienes se les retiene el 7% de sus haberes. Este porcentaje aumenta a medida que aumenta el monto de la jubilación. El Aporte Solidario se aplica hasta que el beneficiario alcance el límite de edad de 60 años las mujeres y 65 los varones. Los autores de la iniciativa proponen la siguiente escala de reducción: A los jubilados que hoy aportan 7% se les reducirá a 3% esa obligación; quienes aporten 10%, aportarán 5%;  y quienes hoy aportan 12%, en adelante aportarán 8%. Entre los fundamentos, Ormeño y Flores consideran «inadmisible que un jubilado provincial tenga que hacer un aporte solidario», en un contexto de aumento de la inflación y la suba de servicios:  “ya es suficiente con las medidas destructivas de Mauricio Macri y su gobierno”, sostienen. No obstante aclaran que consideran que el  aporte, «es un gesto solidario para sostener el sistema previsional», por eso lo que están solicitando es que se modifique, y no que se elimine.
«La recaudación por el Aporte Solidario que realizan 2.048 jubilados, ronda los 36 millones de pesos, y representa apenas el 1% del déficit de la Caja de Previsión»
Diferente es el pensamiento de la vocal por los pasivos en la CPS, Susana Ruiz, quien se manifiesta por la eliminación del descuento aplicado compulsivamente en los haberes de los jubilados provinciales: «porque no ayuda a paliar el déficit; es anticonstitucional porque la persona que se jubila con más de 30 mil pesos no se jubila con el 82% móvil porque le sacan el aporte y se termina jubilando, por ejemplo, con casi el 77%; y porque se dice que es solidario pero nadie prestó conformidad con su firma”, explicó al diario La Opinión Austral. “Siempre lo voy a decir, el aporte solidario no alcanza al 1% del déficit”, manifestó Susana Ruiz, y detalló que la recaudación por el Aporte Solidario que realizan 2.048 jubilados, ronda los 36 millones de pesos, en tanto el déficit que declara el gobierno supera los 36 mil millones de pesos. El aporte solidario además, viola la Ley previsional 1782 que establece el haber mínimo en el 82% de la remuneración de la categoría más baja del escalafón. Este «impuesto a los jubilados» fue impulaso por diputados del FPV, cuya vocera, Ana María Urricelqui, se jubiló días antes de que entrara en vigencia la reforma.  En octubre de 2016, la diputada Gabriela Peralta  se refirió a la necesidad de eliminar al Aporte Solidario,  “no resuelve el déficit y solo le quita dinero al bolsillo de los jubilados”, cuestionó la legisladora del sector del ex gobernador Daniel Peralta.