RÍO GALLEGOS.- Con un préstamo del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, Santa Cruz le pagó a Cammesa $1.310.083.581 por la provisión de energía, adeudados desde la asunción de Alicia Kirchner. En abril la Provincia ya había acordado un plan de pago por $600 millones adeudados durante el gobierno de Daniel Peralta. “Es una forma de mostrarle a los santacruceños que, mientras el Gobierno Nacional quita derechos, aquí los garantizamos” , declaró el presidente de Servicios Públicos, Lucio Tamburo. El Gobierno de Santa Cruz canceló esta semana la deuda por la compra de energía a través de Servicios Públicos, «Este logro fue posible gracias a un préstamo del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, sin necesidad de recurrir a financiamientos perjudiciales», se informó desde la Dirección de Prensa. La Provincia de Santa Cruz obtuvo los $1.310.083.581 para afrontar la deuda con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA), por la compra de energía desde enero de 2016 a agosto de este año, a través de un convenio que ya fue girado a la Legislatura para su ratificación.
La Provincia no pagó por la energía comprada a Cammesa durante los últimos 8 años y medio. Ahora, culpan a la gestión de Mauricio Macri, pero la mayor deuda se acumuló durante la presidencia de Cristina Fernández, con Daniel Peralta como gobernador.
El gobierno fundamentó que tuvo que recurrir a un crédito del Fondo Fiduciario para el Desarrollo de Provincial para evitar las condiciones del plan de pagos a 36 cuotas que imponía Cammesa, en el marco de la renegociación de deuda, cuyos intereses superaban el convenio acordado. «De esta forma, se logró una reducción de tasa considerable y 48 cuotas con seis meses de gracia», explicaron. «El pago se da además en un contexto en el que el Gobierno Nacional decidió habilitar los aumentos de energía en más de 2.123%, desde el 10 de diciembre del 2015, mediante una política de dolarización de las tarifas y la quita sistemática de los subsidios», destaca el parte de prensa oficial. En abril el ministro de Economía, Ignacio Perincioli, reveló que cuando asumió Alicia Kirchner la provincia le debía a la distribuidora de energía, Cammesa, 600 millones de pesos acumulados durante 70 meses de la gestión anterior. No obstante reconoció que desde 2015 tampoco se le pagó a Cammesa. El Presidente de S.P.S.E., Lucio Tamburo, celebró la cancelación de deuda como “una forma de mostrarle a los santacruceños que, mientras el Gobierno Nacional quita derechos, aquí los garantizamos” porque “para nosotros la energía es un derecho social y por lo tanto un derecho humano, y es por eso que la decisión de la gobernadora Alicia Kirchner fue la de mantener la tarifa más baja del país a cada usuario, trasladando sólo el 37% de sus costos”, sostuvo.