EL CALAFATE.- Un grupo de jubilados concurrió a la sede local de la Caja de Previsión a reclamar por las consecuencias y el riesgo para la salud de los afiliados, que conlleva la falta de pago de haberes y las deficiencias en las prestaciones de la obra social provincial. Días pasados el interventor de la CSS comunicó que la suba del dólar afectaba la provisión de stents y marcapasos. Los jubilados le piden a las autoridades de la Caja de Previsión, que asuman la responsabilidad de «exigirle» a la Caja de Servicios Sociales «la prestación de los servicios de Salud y medicina a todos los beneficiarios de la CPS», según la nota ingresada por mesa de entradas del organismo. La semana pasada el interventor de la CSS, lic Marcelo Castro, comunicó que la suba del dólar afectaba la provisión de stents y marcapasos, porque «no había precio de referencia» para acordar con las empresas la provisión de insumos. Advierten que en caso de no haber respuestas, considerarán que el organismo previsional incurrió en la figura de «abandono de persona» la que según su definición jurídica se le endilga a «los que causaren daños a los que están bajo su dependencia», expresa la nota. Recuerdan a los responsables de la Caja, que al día de la fecha aún no se ha hecho efectivo el pago de la primera cuota del aguinaldo a todos los jubilados, y alertan sobre la insistencia del gobierno en abonar sumas salariales en negro, las que «perjudican directamente al beneficiario y afecta la economía de la propia Caja», destacan los jubilados.    Cala