RÍO GALLEGOS.- A través de un breve comunicado el Consejo de Educación, informó que la Provincia «está a la espera del ingreso de fondos de coparticipación para hacer frente al pago de salarios para el sector docente», a quienes se les adeuda el salario de agosto, cuando ya vencieron todos los plazos legales para el pago. Según explica el CPE,  “hasta el momento no ha ingresado el fondo intrames”, que es una partida que Santa Cruz solicita en calidad de adelanto y que debe restituir cada final de mes. Una práctica habitual, al menos desde el gobierno de Daniel Peralta a la fecha. A la falta de pago del sueldo, los docentes suman otro atraso salarial, el del 8% de su salario que financia nación y no cobran desde abril. Los maestros cumplen hoy cumplieron el primero de los dos días de paro que resolvieron para esta semana en rechazo a la oferta del 12 % de incremento que realizó el gobierno después de 26 meses de congelamiento salarial. Cuadro de ingresos septiembre 2018 Fuente: Secretaría de Hacienda de Nación Los ingresos a la provincia se incrementan mes a mes y proyectan duplicarse a fin de año. (ver recuadro) ¿La razón? las transferencias diarias por coparticipación y Fondo de Financiamiento Educativo crecieron este año en un 53% en el interanual a julio del año pasado. Así, en los primeros 8 días hábiles del mes, ingresaron a las arcas provinciales, por Coparticipación Federal de Impuestos, $227 millones. Las regalías hidrocarburíferas que se calculan y se pagan a valor dólar, fueron presupuestadas para este año en $5.600 millones con un dólar a $20. Sin embargo ya aumentaron en un 60% en lo que va del año, y a fin de año se prevé que se duplicarán por la suba del 100% del valor de la moneda estadounidense. El argumento que esbozan los responsables de las finanzas provinciales para justificar que la provincia «no tiene fondos para pagar sueldos» docentes, ni jubilaciones al día, se basa en que nación suele descontar de las transferencias justamente los adelantos que mensualmente piden las provincias. Una práctica que es habitual desde el gobierno de Daniel Peralta, con Cristina Fernández en la presidencia, y continuó con Alicia Kirchner en la gobernación y Mauricio Macri en la presidencia.