BUENOS AIRES.- Durante cuatro horas Carolina Pochetti declaró en la causa que investiga a su esposo Daniel Muñoz,  por las supuestas coimas que empresarios contratistas del Estado reconocieron haber pagado a funcionarios del gobierno de Néstor y Cristina Kirchner. Ante el fiscal Carlos Stornelli y el juez Claudio Bonadío, Pochetti dijo desconocer que la fortuna del matrimonio porvenía de la corrupción: «Parezco una estúpida, pero no sabía lo que hacía mi marido», argumentó la mujer entre llantos. Quedó detenida en la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policia Federal. Su esposo fallecido en 2016 está sindicado como uno de los hombres clave tanto en la recepción del dinero producto de supuestas coimas, como en su traslado al sur en los aviones presidenciales. Pochetti llegó a los tribunales federales de Retiro poco antes de las 9 para ponerse a dispoción del juez Claudio Bonadíó y ser indagada por los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo. Pochetti fue acusada de integrar una asociacion ilícita a partir de las revelaciones de los cuadernos del ex chofer del Ministerio de Planificacion Federal Oscar Centeno y de maniobras de lavado de activos por unos 73 millones dólares, que para el juez federal Claudio Bonadio provinieron del pago de sobornos que recolectaba su marido, informaron a Télam fuentes judiciales. Declaró que cuando le preguntaba a Muñoz por las denuncias sobre sus actividades, él le decía que no se «metiera» porque «eran cosas de la politica para embarrar a Nestor Kirchner». El abogado defensor Miguel Angel Pío pidió la excarcelación pero la viuda de Muñoz quedó detenida y fue alojada en la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policia Federal. Muñoz,  ex secretario privado de Néstor y Cristina Kirchner, falleció en 2016 y a fines de ese año, Pochetti y otros acusados vendieron 16 inmuebles en las ciudades estadounidenses de Nueva York y Miami.