RÍO GALLEGOS.-  El mausoleo en el cementerio local que guarda los restos del expresidente Néstor Kirchner, está en la agenda por estos días no solo por las denuncias mediáticas sobre la supuesta existencia de dinero que sus dueños ocultarían en la bóveda mortuoria, sino por las llamas votivas situadas en la superficie exterior del edificio que permanecen encendidas durante las 24 horas del día. El malestar que provocó en la sociedad el reciente tarifazo anunciado por el gobierno nacional llevó a que muchos visitantes del cementerio se manifestaran a través de las redes sociales pregutándose quién abona las facturas por el gas que consumen las llamas votivas en el mausoleo. ¿Es la familia Kirchner la que afronta este gasto?, ¿es el municipio,  como responsable del mantenimiento del cementerio?, ¿o el Estado provincial, tratándose de un monumento declarado patrimonio provincial? La respuesta en principio es, nadie. El mausoleo Patrimonio Provincial. El 5 de julio de 2016 el juez Francisco Marinkovic  declaró la nulidad de la escandalosa sesión del 23 de junio de ese año, dado el carácter irregular del trámite legislativo que aprobó el empréstito de 4.500 millones de pesos con la sola presencia en el recinto de los 14 diputados del FPV, y uego de un cuarto intermedio tras el desalojo abrupto de los diputados a raíz del humo que invadió el lugar producto de una manifestación de estatales en el exterior del edificio. Los legisladores del FPV regresaron a sus bancas sin avisar a la oposición, y ex profeso se apuraron a votar el empréstito que no contaba con el apoyo de los demás diputados. Esa misma sesión, fue la que declaró patrimonio provincial el Mausoleo donde descansan los restos del ex presidente Néstor Kirchner.  Sin embargo el gobierno apeló la resolución de primera instancia y aún permanece pendiente de resolución en manos del los tribunales superiores que a dos años de aquel planteo de legisladores de la oposición, aún no cerró el caso. ¿Significa que el mausoleo está siendo financiado por la Provincia, aún a la espera de una resolución judicial? Podría ser, en los papeles. El municipio niega que abone las facturas por el gas del mausole. Fuentes del municipio aseguraron que no se hacen cargo del consumo del gas que queman las llamas votivas,  porque los gastos corren por cuenta de los familiares de los difuntos. Y en el caso del mausoleo, correspondería a la familia Kirchner, o al Estado provincial en caso de considerarlo un bien patrimonial. Una versión indicaba que el caño que abastece los artefactos que emiten la llama votiva estaba conectado a la red que alimenta el crematorio, esto lo desmintieron desde el municipio. Recordaron que la comuna abona la cuenta del gas de la llama votiva del Monumento a los Caídos en Malvinas entronizado en avenida Béccar y San Martín. Según otras fuentes consultadas por Winfo Santa Cruz, no existen facturas de consumo ni a nombre de la ex familia presidencial, ni a nombre de la Provincia,  por la sencilla razón que «no hay medidor del gas que alimenta las llamas votivas». ¿Quién instaló el servicio y cómo y dónde fue conectado a la red?  Testigos que presenciaron la construcción del mausoleo a cargo de Austral Costrucciones, de Lázaro Báez, aseguran que el gas fue conectado al mausoleo desde la calle Correa Falcón, ubicada en la parte posterior del cementerio. Más allá del costo del gas que alimenta las llamas votivas y de quién abona el consumo, y más aún tratándose de una ornamenta que rinde honor a un expresidente de la Nación, la familia Kirchner o los responsables de Camuzzi correspondientes deberían aclarar una situación que provoca cierto malestar, y exige una respuesta acorde con la investidura de la personalidad involucrada en el cuestionamiento público.