EL CALAFATE.-  La Caja de Previsión Social intimó a las autoridades del hospital SAMIC al pago de una deuda de 69 millones de pesos, por aportes y contribuciones que no fueron pagados desde febrero de 2015, a la fecha en meses discontinuos. De no producirse el pago «se iniciarán las acciones legales pertinentes, incluso las penales, para el cobro de las sumas adeudadas”, advierte la nota. Los períodos adeudados son doce, e incluye a sucesivas administraciones kirchneristas.  El interventor Ortíz Maldonado calificó de «extorsión política» la intimación, y reclamó una deuda de la Provincia con el SAMIC, de 300 millones de pesos. La carta documento, firmada por la asesora de la Caja de Previsión, dra Mariana Isak, está dirigida al interventor del hospital, licenciado Gastón Ortíz Maldonado, reclama el pago de aportes y contribuciones adeudados por los periodos,  febrero, marzo, abril y mayo del año 2015;  noviembre del año 2016 y los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio y agosto de este año, por $69.114.900,59. Cabe consignar que desde la inauguración del hospital en febrero de 2015, y hasta la intervención producida en marzo de 2017, estuvo a cargo de la dirección Ejecutivo, el dr Gustavo Orsi, quien fue designado durante la presidencia de Cristina Fernández. El interventor Gastón Ortíz Maldonado dijo que la carta Documento enviada por la Provincia es «una extorsión política»,  y la calificó de «contradictoria» ya que  «el Gobierno de la Provincia ataca al único centro de salud que funciona y al que el mismo sistema de salud provincial ha derivado más de 1000 pacientes en los últimos meses», sostuvo. Agregó que «por un lado están utilizando este hospital porque es el único que funciona correctamente, incluso reconocido por ellos mismos, y por el otro, extorsionan con que se debe pagar una deuda que data de tiempos anteriores a nuestra gestión, siendo ellos mismos deudores del SAMIC, es ilógico y perverso”, sentenció. Recordó que la provincia «debe al SAMIC más de cuatro veces que el retraso en aportes previsionales que ahora reclama la CPS», y que esta «supuesta deuda», es materia de conciliación en las negociaciones que llevan adelante para regularizar deudas cruzadas. Esta nueva instancia que amenaza con judicializar la relación entre la nación y la provincia, se produce en medio de la disputa por el posible traspaso del hospital SAMIC a la órbita provincial, que el gobierno nacinal anunció que podría producirse a fin de año, aunque todavía no está plasmado en ningún instrumento legal. Si bien la provincia pretende retomar el manejo del hospital que se convirtió en centro de referencia de la salud pública en la provincia, solo se haría cargo si Nación continúa financiando los 700 millones de pesos que requiere para funcionar, lo cual es improbable toda vez que ese monto al menos hasta ahora no figura en el presupuesto nacional que se debate en el Congreso. La deuda de la Provincia con el SAMIC «La Provincia de Santa Cruz le debe al SAMIC mucho más que el retraso que el hospital tiene con la Caja de Previsión», señaló a Winfo Santa Cruz, el interventor Ortíz Maldonado. «¿Por qué motivó no se paga al SAMIC el 25% que el Gobierno de Santa Cruz debe desde el 2015, que son 183 millones ? Tampoco se pagan las prestaciones que se hacen a afiliados a la Caja de Servicios Sociales, otros 54 millones. Deben desde febrero el Servicio de Salud que se brindan los profesionales del SAMIC en el Glaciar Perito Moreno», detalló el funcionario. Dijo que a pesar de la falta de pago por parte de la provincia, «el Hospital pagó en tiempo y forma a los médicos, enfermeros y chóferes que brindan el Servicio todos los días», remarcó Ortíz Maldonado. “Pedimos a la Provincia en reiteradas oportunidades que se ponga al día con esta deuda que tiene con la salud del pueblo de Santa Cruz pero recibimos sólo negativas, evasivas y extorsiones. Lamentablemente tenemos un Gobierno Provincial que no puede, ni quiere, garantizar el buen funcionamiento de un centro de esta complejidad y que es incompetente para atender la salud pública de la provincia; muestra que podemos encontrar si tenemos la necesidad concurrir a cualquier hospital público de la Provincia y ver sus falencias”, indicó el interventor Ortíz Maldonado.