RÍO GALLEGOS.- El juez federal Julián Ercolini elevó a juicio oral y público la causa Los Sauces, que investiga una Asociación ilícita «de la que formaba parte en calidad de jefa”, la expresidenta Cristina Fernández, dedicada al “reciclaje de fondos de origen ilícito» a través de negocios inmobiliarios. Según el fiscal, el dinero era aportado en forma directa por las firmas de Lázaro Báez y Cristóbal López, y de modo indirecto por IDEA SA, firma inmobiliaria de Osvaldo Sanfelice. Junto a la actual senadora también serán sometidos a juicio oral, sus hijos, otros familiares, los hijos de Báez, escribanos y contadores que rubricaron los contratos cuestionados, y empleados del Banco Nación, en su mayoría personas que viven en Río Gallegos.

La investigación acumuló pruebas que demuestran que Néstor y Cristina Kirchner compraron varias propiedades a través de Los Sauces, que luego eran alquiladas a las empresas de Lázaro Báez y Cristóbal López quienes abonaron sumas millonarias por los arrendamientos.

De este modo la familia Kirchner ingresaba a su patrimonio fondos  «provenientes de la obra pública, bajo una fachada legal aparentemente lícita», maniobra que configura presunto lavado de activos.

La lista de detenidos y los que irán a juicio
En la causa ya está detenido Víctor Alejandro Manzanares, quien era el contador de la familia Kichner. Fue apresado el 17 de julio del año pasado por orden del juez federal Claudio Bonadio por el presunto entorpecimiento de la investigación. Desde entonces está preso en la cárcel de Marcos Paz.
Irán a juicio oral, Cristina Elisabet Fernández, Máximo Carlos Kirchner, Florencia Kirchner, Lázaro Antonio Báez, Martín Antonio Báez, Leandro Antonio Báez, Luciana Sabrina Báez, Emilio Carlos Martín, Claudio Fernando Bustos, Martín Samuel Jacobs, Romina De Los Ángeles Mercado, Carlos Alberto Sancho, Cristóbal Manuel López, Carlos Fabián De Sousa, Norma Beatriz Abuin, Jorge Marcelo Ludueña, Ricardo Leandro Albornoz, Víctor Alejandro Manzanares, Osvaldo José Sanfelice, Oscar Alberto Leiva, Rolando Aníbal D’Avena, Marcelo Gustavo Mazú, Raúl Oscar Avarese, Lisandro Manuel Gauna y Mónica Liliana Romero.
Según consta en la causa, «la sociedad integrada por Fernández recibió, en el período comprendido entre enero de 2009 y marzo de 2016, directamente por parte de las firmas pertenecientes a Lázaro Báez un total de $6.851.650,97 y por parte de las empresas de titularidad de Cristóbal López y Carlos De Sousa en forma directa la suma total de $18.554.725,76 y de manera indirecta -a través de Idea SA de Osvaldo Sanfelice- un total de $561.665,57, lo que constituyó un 88% de lo facturado en ese período por Los Sauces SA. En su fallo el magistrado determinó que comunicar al Banco Galicia y Buenos Aires SA que el embargo de la suma de USD 4.664.000 que se encuentra en la caja de seguridad nro. 5783-9-9, la de USD 992.134 de la caja de ahorro en dólares nro. 4004168-8198-1 y el monto de $195.111,92 de la caja de ahorro en pesos nro. 4021118-4198-7, deberán quedar anotados con relación a esta causa a disposición del tribunal que resulte desinsaculado. Oportunamente, líbrese oficio. Los antecedentes de la firma Los Sauces Los Sauces es la sociedad anónima más desconocida de la familia Kirchner, dedicada a la actividad inmobiliaria y a través de la cual adquirió diez inmuebles entre Santa Cruz y Buenos Aires. Según surge de la investigación judicial se detectaron una serie de irregularidades que dan cuenta de posibles “maniobras ilícitas que estarían relacionadas con el lavado de activos de origen ilícito, cohecho, omisión de la información en las DDJJ de la sociedad, falsificación de documentos públicos”. La causa Los Sauces se inició en abril de 2016 luego de una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer y su abogada Silvina Martínez quienes detallaron movimientos de cuentas y alquileres de los empresarios Lopez y Báez sobre propiedades de los Kirchner e incluyeron también una revelación de La Nación: la adquisición del chalet de la calle Mascarello donde además de Los Sauces figura también la firma de Sanfelice, Negocios Patagónicos. En esta operatoria se sospecha presunto lavado de dinero. Para Bonadío, durante la investigación se advirtieron gran cantidad de vinculaciones comerciales, financieras y laborales entre la familia Kirchner, las empresas de Baéz, de Lopez y De Souza, y las del grupo de Sanfelice a las que denominó como una suerte de “enjambre societario” que conduce a “una confusión económica y jurídica de la mayoría de estos patrimonios y que podrían demostrar un lavado de activos de origen ilícito”.

El juicio estará a cargo del Tribunal Oral Federal 5, integrado por los jueces Adriana Palliotti y Daniel Obligado y con una vacante. El tribunal fue sorteado hoy. El fiscal será Diego Velasco, el mismo que tiene el caso de dólar futuro en el que también será juzgada la ex presidente Cristina Kirchner.

 

Publicidad

Publicidad