RÍO GALLEGOS.- Autoridades municipales y directivos de la Escuela Rural 51 de Tellier, a 20 kilómetros de Puerto Deseado confirmaron la existencia de productos lácteos vencidos y carne mal estado, que formaban parte de la partida de alimentos para los alumnos que concurren al establecimiento. Hasta el momento las autoridades no emitieron información sobre las causas del incidente. Personal del área de Desarrollo Social del municipio detectó alimentos en mal estado y con fechas vencidas destinados al comedor de la escuela Rural 51 al que concurren unos veinte alumnos. Según consignó a Winfo Santa Cruz, el secretario general de ADOSAC Puerto Deseado, Daniel Sampayo, «Pude observar que en una bolsa de residuos, había envases de yogurt y lácteos que estaban vencidas según me dijeron», señaló el dirigente. Afirmó que las autoridades le habían informado que además, «había 100 kgs de carne en mal estado», que debieron decomisar. Sampayo concurrió ayer alrededor de las 18 horas a la Escuela 51 tras un llamado de la directora Mónica Villaverde, «cuando llegué al lugar me encontré con que estaba el intendente, Gustavo González, concejales, funcionarios de Escuelas Rurales», detalló. A pesar de que había sido convocado por la directora a Sampayo no le permitieron participar de la reunión que mantuvieron los funcionarios con la profesora Villaverde, «Alguien que entiendo era el director de Escuelas Rurales, me dijo que no podía participar, no obstante estuve hasta las 20,30 en el establecimiento y me retiré sin tener más información», precisó Sampayo quien hoy tampoco recibió comunicación alguna sobre lo que finalmente sucedió. Según el dirigente, la comida «entiendo que la provee el municipio, y que son ellos o los responsables del establecimiento quienes tienen que controlar los alimentos que se les brinda a los alumnos», manifestó. Según publicó el sitio Noticias Canal Dos Vía Patagónica, «El departamento de comedores enviaba alimentos para cocinarle a los alumnos de lunes a viernes y por orden de la directora se cocinaba solo de lunes a jueves, también se encontró y decomisó mercadería (verdura, leche, cacao, arroz y más de 100 kg de carne) al momento de ser abordada en la escuela, la directora se desligó de cualquier responsabilidad a pesar de las acusaciones del personal de cocina , docentes y comisión de padres», consignó el medio digital.