RÍO GALLEGOS.- La Caja de Servicios Sociales informó que autorizó a los prestadores médicos en todas las especialidades a cobrar al afiliado un plus o coseguro de160 pesos en el caso de los activos, y de 80 pesos los jubilados. Este monto deberá abonarse en el consultorio del profesional, y exigir el correspondiente recibo por parte del médico. El organismo no aclara si este monto se suma al valor del bono de consulta que hoy alcanza los 10 pesos. Por su parte los médicos están solicitando agregarle a esa suma otros 200 pesos, que tampoco se conoció si lo deberá afrontar el afiliado o lo abonará la obra social. El comunicado de la Caja «Se ha procedido a normalizar una situación irregular que de hecho se venía sucediendo desde hace un tiempo referida al cobro fuera del convenio en concepto de copago que practicaban los prestadores del Colegio Médico quienes de manera discrecional fijaban valores que oscilaban entre los 100 y 400 pesos más el bono respectivo – en perjuicio de nuestros afiliados», argumenta el organismo. Agrega que «en su momento tomo varias medidas al respecto para evitar ese cobro indebido fuera del convenio incluyendo la posibilidad de denunciar esa práctica ilegitima contra los profesionales que cobraban este plus. Estas medidas no tuvieron el efecto esperado ya que significaban confrontar al profesional con el afiliado», señala. Por este motivo, «esta intervención ha decidido normalizar esta cuestión, autorizando el cobro de un plus que se ha fijado en ciento sesenta pesos ($160) para afiliados activos y ochenta pesos ($80) para afiliados pasivos dinero que se abona como anticipo del pago de la prestación y que percibe el profesional médico», detalla la entidad. Aclara que «de ninguna manera este plus ingresa a la Obra Social», y recuerda a los afiliados que deben «requerir el comprobante correspondiente ya que ese plus pagado debe tributar los impuestos respectivos y profesionales de la medicina no están exentos de emitir factura», especifica el comunicado. Qué dicen los médicos  En diálogo con el móvil de LU12 AM680, el Dr. José David, presidente del Colegio Médico,  mostró su preocupación al no llegar a un acuerdo con la intervención de la obra social en la reunión de ayer, y adelantó que este viernes a las 20:30hs los socios de la entidad definirán en asamblea si aceptan o no la propuesta de la Caja. Trascendió que los profesionales pretenden sumar al coseguro autorizado por la Caja de 160 y 80 pesos para activos y jubilados respectivamente, otros 200 pesos por consulta. Se espera que tanto del sector médico como del gobierno surja una contrapropuesta que concilie las pretensiones de ambas partes. Cómo se financia la Caja La Caja de Servicios sociales cuenta con un padrón de afiliados de aproximadamente 65 mil beneficiarios más el grupo familiar en los casos que corresponde, por lo que se estima que administra un sistema de salud que abarca unas 100 mil personal. Cada afiliado aporta el 4%  de su salario en el caso de los individuos, y el 6,5% si la afiliación incluye al grupo familiar.  A este porcentaje se suma el aporte del estado que duplica los montos que percibe la obra social para su funcionamiento. A cuánto asciende la recaudación de la obra social estatal, que es la más importante en la provincia, es una incógnita. Los movimientos no se publican en la página web del organismo, por lo tanto tampoco el afiliado puede conocer cuánto paga en prestaciones. En cambio es de público conocimiento que la CSS declinó en la calidad y cantidad de prestaciones, según los recurrentes corte de servicios con que el afiliado se encuentra periódicamente, tanto en las consultas, los medicamentos, como en clínicas y sanatorios. Las derivaciones a Buenos Aires, cada vez se restringen más, de modo arbitrario y discrecional, y la provisión de por ejemplo, elementos de ortopedia, suele toparse con la excusa del «aumento del dólar», lo que es cierto en parte, tanto como que la provincia si hay una variable que la beneficia, es precisamente el incremento de la moneda estadounidense toda vez que Santa Cruz conforma su prepupuesto en gran parte con lo que percibe por regalías hidrocarburíferas, en dólares. El interventor de la CSS y la ministro de Salud «La gente no está informada», Respondiendo a las críticas de los afiliados al recorte de las prestaciones que brinda la CSS, el interventor Marcelo Castro argumentó: «la gente no está informada», y comparó el monto del aporte que realiza un afiliado a la obra social estatal, con la cuota que paga un afiliado a una obra social privada. El funcionario pierde de vista que la Caja de Servicios Sociales es un organismo del sistema de salud pública, y como tal es solidario, es decir, debe garantizar el acceso al derecho a la salud de todos por igual más allá del nivel de ingresos y por lo tanto de aporte que realicen a la obra social. La salud prepaga, en cambio, es una opción para las personas con un nivel de ingresos superior a un sueldo medio estatal.