EL CALAFATE.- El jardín 63, “Koraiken”, se encuentra cerrado desde el jueves pasado luego que las autoridades de la escuela detectaran una falla en las calderas que brinda la calefacción. Desde entonces, las clases están suspendidas. No hay fecha de reinicio de las actividades ya que el personal de mantenimiento del IDUV está trabajando en el Secundario 9 donde hace un mes se retiraron los calefactores por mal funcionamiento. El Jardín 63 ubicado en el barrio Terrazas de Manantiales es el más nuevo de la ciudad, fue inaugurado en octubre de 2016 por la gobernadora Alicia Kirchner, y concurren 160 alumnos en dos turnos repartidos en salas de 3,4 y 5 años. La falla en la caldera generó pérdida de agua y la posterior inundación de los pasillos principales del jardín. Si bien el desperfecto puntual está en las calderas, las autoridades escolares detectaron olor a gas, por lo cual se debió cortar el suministro por razones de seguridad. Hoy el jardín está sin agua, sin calefacción y sin gas, y las clases están suspendidas sin fecha de retorno a las aulas.

En enero el CPE lanzó el Plan de Mantenimiento de Verano 2018 a cargo del IDUV

El viernes pasado autoridades del IDUV supervisaron las instalaciones y tras el relevamiento se comprometieron a realizar las reparaciones, una vez que se solucionen las dificultades del Secundario Nº9. En ese establecimiento de nivel secundario, los alumnos debieron ser distribuidos en otros establecimientos, incluso algunas secciones tomaron clases en el gimnasio de la escuela, debido a que hace un mes Distrigas retiró los medidores porque los calefactores presentaban anomalías como, desde falta de mantenimiento hasta la existencia de artefactos cuyas instalaciones no fueron declaradas ante Distrigas. Durante esta semana las autoridades del CPE y del IDUV aseguraron que en el secundario 9 serían instalados 30 calefactores nuevos.