RÍO TURBIO- La Justicia hizo lugar al amparo presentado por dos concejales de 28 de Noviembre e intimó al gobierno provincial a que lleve adelante un plan de trabajo para poner en condiciones el hospital San Lucas, y complete la falta de personal profesional en el nosocomio, en salvaguarda de la salud de la población. El amparo fuer presentado por los concejales Tito Lamas de Cambiemos y Fernando Españon del PJ pidiendo que se realicen las reparaciones necesarias para evitar lo riesgos que existen actualmente «por las deficientes instalaciones eléctricas» y también «para que se realicen las gestiones necesarias para cubrir el cupo de médicos y personal de limpieza necesarios para el óptimo funcionamiento y atención». El Juzgado de Primera Instancia, Civil, Laboral, de Minería y de Familia con asiento en Río Turbio,  a cargo de la dra Romina Frías, hizo lugar al amparo dictando una resolución en la que intima al gobierno a que «en el menor tiempo posible lleve a cabo las obras necesarias para salvaguardar la salud de los pacientes que concurren al hospital», y le dio un plazo de 30 días «para presentar el cronograma de obras a emprenderse de acuerdo a las deficiendias indicadas». Puntualiza que deben realizarse reparaciones en las instalaciones eléctricas. Asimismo en su Resolución, la dra Frías, intima al estado provincial a que «arbitre los medios necesarios» para cubrir el faltante «de médicos y personal de limpieza», y le exige que presente ante el juzgado en un plazo de 30 días, «un informe sobre las medidas y gestiones realizadas».