RÍO GALLEGOS.- En la sesión de hoy el Concejo Deliberante resolvió suspender por 30 días al concejal Fabián Leguizamón por considerar que cometió «varias faltas» mientras se desempeñó como presidente del cuerpo. “En vez de perder el tiempo deberían ponerse a trabajar para la gente”, respondió el edil sancionado quien días atrás fue desplazado ilegalmente de la presidencia del cargo justamente por los mismos concejales que ahora lo sancionaron. Por aquella maniobra Leguizamón presentó un amparo a la justicia que falló a favor de su planteo y lo repuso nuevamente en el cargo. El concejal radical Fabián Leguizamón fue sanacionado con una suspensión de 30 días en el cargo, por sus pares del FPV de acuerdo a lo previsto en el Artículo 69° del Reglamento Interno. La suspensión fue acompañada por el radical Evaristo Ruiz. Leguizamón rechazó la sanción y explicó que «la judicialización de la renovación de autoridades a la que se hace mención textual no es un fundamento válido ni suficiente para aplicar ningún tipo de sanción, y consideró que “Es ridículo que sancionen a un legislador por presentarse ante la Justicia y más aún luego de que ésta nos diera la razón», recordó el edil en alusión a su desplazamiento de la presidencia del cuerpo al que calificó de  «un atropello institucional”. El concejal que apelará judicialmente la sanción dijo no tener dudas  “que detrás de todo esto hay una cuestión meramente personal y política hacia mi persona”, afirmó, y dijo que le llamaba la atención “que me sancionen después de haber sido ellos quienes violaron lo estipulado por la Ley 55 al haber designado a Ruíz como presidente del Concejo Deliberante sin respetar los plazos legales mínimos establecidos”, recordó. Repudió que los concejales que le aplicaron la suspensión  «interpongan sus intereses personales y estén disputándose un cargo político mientras los vecinos tienen otras prioridades y necesidades básicas sin resolver,  los vecinos quieren proyectos y gestión», enfatizó Leguizamón. Las suspicacias Para el concejal suspendido la medida disciplinaria responde a que «semanas atrás Ruíz acordó junto a sus pares Martín Medvedovsky, Osvaldo Scippo y Eloy Echazú ceder a la Provincia el terreno ubicado en la intersección de las calles Ramón y Cajal y 25 de mayo de la capital santacruceña a cambio de obtener los votos suficientes para asumir la presidencia del HCD», argumentó. Como a instancias del amparo presentado por Leguizamón la Justicia declaró nula la sesión, también quedó sin efecto la designación de Evaristo Ruiz como presidente del cuerpo.