RÍO GALLEGOS- Un niño de 8 años que iba a ser intervenido en un sanatorio privado que es prestador de la obra social provincial,  tuvo que ser retirado del quirófano cuando los cirujanos advirtieron que la Caja de Servicios Sociales no había provisto la prótesis que debían colocarle en un brazo. Al paciente ya le habían inyectado la anestesia. Los padres del niño intentaron hablar con el interventor de la obra social, Marcelo Castro, pero no los atendió y dio respuestas ambiguas a través de su secretaria. Al niño volverán a operarlo el 13 de diciembre pero según contó la madre del niño, no sabe si regresará a operar a Santa Cruz porque le adeudan cirugías anteriores. Una situación inédita vivió hoy una familia de Pico Truncado que viajó hasta Río Gallegos para que a su hijo de 8 años le realicen una intervención quirúrgica en el sanatorio Medisur  a raíz de un quiste benigno en uno de sus brazos, pero a último momento los cirujanos debieron suspender la operación debido a que la Caja de Servicios Sociales no había provisto de la prótesis para el implante. Sonia Suárez, madre del nene, contó al programa La Otra Historia que conduce el periodista Ricardo Lluis por FM Municipal, que a su hijo debían colocarle una prótesis (Hueso Vegetativo) para cortarle y remplazar parte del Humero, pero cuando los médicos se enteraron que dentro del material provisto por la obra social no estaba la prótesis, inmediatamente suspendieron la intervención.

Marcelo Castro les dijo que la licitación había quedado desierta por eso no compraron la prótesis

«Fuimos a la Caja para intentar hablar con el interventor, Marcelo Castro, pero éste no nos atendió», relató Sonia, y aseguró que el funcionario primero les comunicó a través de su secreatria que «la prótesis ´se había traspapelado´», y después los llamó telefónicamente para explicarles que en realidad «la licitación de compra había resultado desierta» y por ese motivo la obra social no había podido comprar la prótesis. El testimonio de la madre Sonia precisó que al Cirujano ortopédico que vino de Buenos Aires para operar al niño, la CSS le había informado vía mail «que estaba todo el material que pidió para la intervención», lo que finalmente no sucedió ya que faltaba el elemento principal que era el hueso vegetativo para implantarle. Agregó que a su hijo ya le habían colocado la anestesia, ya que los médicos no contaban con que el material que suministró la Caja no tenía la prótesis. Ahora el niño deberá esperar hasta el 13 de diciembre para que le realicen la operación. Sin embargo a ella y su esposo les quedan muchas dudas, ya que no solo deben esperar que la obra social compre la prótesis, «que el cirujano decida operar ya que solo vino porque el nene es su paciente pero según sus palabras no va a venir más a la Provincia de Santa Cruz que le adeuda más de 500 mil pesos en cirugías», señaló Sonia.