TIERRA DEL FUEGO.- La legislatura provincial aprobó por unanimidad la caza, comercialización e industrialización del guanaco en en el territorio provincial, por el término de un año. La iniciativa modifica la ley vigente desde 1993 que prohibía la caza de guanacos tanto como la de zorros colorados, cetáceos, y aves silvestres, por considerarlas especies en extinción. Los legisladores fundamentaron su decisión en razones comerciales, y porque el guanaco compite con las ovejas por las pasturas. También argumentan el peligro que conlleva para los viajantes la presencia de estos animales a la vera de las rutas. Científicos y conservacionistas se oponen a la medida. En Santa Cruz la caza de guanacos está autorizada desde octubre  de 2017. La iniciativa aprobada por los diputados fueguinos “suspende la aplicación de la prohibición impuesta por el artículo 1° de la Ley provincial 101, exclusivamente con lo relacionado al guanaco por el término de 365 días a partir de la promulgación de la presente”, dice el texto de la norma. Conservacionistas y científicos se oponen a la autorización de la caza de guanacos por considerar insustanciales los argumentos de los legisladores. Desde la Fundación Vida Silvestre manifestaron que «Resoluciones así no pueden tomarse sin la elaboración previa de planes de manejo de una especie, convocando a los especialistas en la temática, y que estén basados en información técnica sólida para evaluar su situación poblacional, identificar claramente los problemas o conflictos con las actividades productivas, y analizar diferentes alternativas para solucionarlo», argumentan. Piden a la gobernacdora Rosana Bertone que no promulgue la ley aprobada, «salvando así a miles de guanacos que pueden morir en base a una decisión política, sin fundamento técnico», expresan desde Vida SIlvestre. Por su parte, miembros de la comunidad científica de Tierra del Fuego coinciden en la necesidad de implementar un plan de manejo del guanaco, y la necesidad de convocar a expertos: «En principio es necesario saber cuántos animales se autorizan a extraer, de dónde, de qué modo y de qué clase», explicó a Télam el dr Adrián Schiavini, geólogo e investigador principal del Centro Austral de Investigaciones Científicas (Cadic) dependiente del Conicet. Agrega que «Sin fiscalización se fomenta un mercado negro, y me consta que para esta medida ni siquiera fueron consultadas las propias áreas del gobierno relacionadas a la fauna y el ambiente», cuestionó. Para Schiavini, el principal problema de los ganaderos fueguinos no son los guanacos sino los perros asilvestrados, que “se comen gran parte de su producción ovina”. Según Schiavini, uno de los problemas centrales es el «bromatológico», ya que «cuando alguien compre una pata de guanaco en una carnicería debe estar seguro de su procedencia, y no exponerse a inconvenientes en su salud», afirmó. El biólogo observó que, por ejemplo, los mataderos que se utilizan para faenar fauna silvestre no pueden ser los mismos que se usan para faenar animales domésticos. Asimismo alertó sobre los riesgos que conlleva la actividad de cazadores inexpertos,  «que puestos a realizar esa tarea sin la capacidad necesaria pueden llegar a matar muchos más animales sin ningún sentido», sostuvo el especialista. El gobierno provincial defiende el proyecto El vicegobernador, Juan Carlos Arcando, impulsor de la ley en el parlamento fueguino, explicó a Télam que la medida tienen su origen en la imposibilidad que posee el sector gastronómico de conseguir carne de guanaco porque con la norma en vigencia estaba prohibida, tanto la caza e industrialización a nivel local, como el comercio desde otros estados provinciales como Santa Cruz. “A ello hay que sumarle las quejas de ganaderos porque los guanacos compiten por las pasturas de sus animales. Entonces lo que decidimos fue autorizar la caza y comercialización por un año mientras las áreas correspondientes elaboran un plan de manejo de la especie”, fundamentó el funcionario. La caza y comercialización del guanaco en Tierra del Fuego es autorizada un año después de que la figura del animal fuera presentada como la imagen del nuevo billete de 20 pesos, al ser considerada un símbolo de la fauna patagónica, durante un acto realizado en 2017 en la escuela 27 de la ciudad fueguina de Río Grande. En Santa Cruz rige la caza del guanaco desde 2017 Una medida similar a la aprobada por la legislatura fueguina rige en Santa Cruz desde octubre de 2017 cuando el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación emitió la resolución 766 autorizando la caza de hasta 6 mil guanacos para la comercialización de sus productos y subproductos. A diferencia de la norma aprobada en Tierra del Fuego que es por el término de 365 días, en Santa Cruz este año la caza de guanacos se autorizó a partir del 25 de mayo y hasta el 25 de septiembre.