RÍO GALLEGOS.- En 2010 el ex secretario presidencial, Daniel Muñoz, adquirió el 50 por ciento de una cadena de farmacias del grupo Autofarma en Santa Cruz, según testimonió en la causa Carlos Temístocles Cortéz, quien permanece detenido en el marco de la investigación de lavado de 73 millones de dólares pertenecientes a Muñoz, «un día nos contactó diciendo que representaba a un grupo de inversores que quería invertir en nuestra empresa», declaró Cortéz. Carolina Pochetti figuraba como accionista. Así lo consignó esta tarde el diario Clarín de acuerdo al testimonio de Carlos Temístocles Cortéz, quien  permanece detenido desde el 25 de octubre por orden del juez Claudio Bonadío en el marco de la investigación por lavado que tiene como eje las operaciones inmobiliarias de Daniel Muñoz, quien compró propiedades en Nueva York y en la Patagonia por un monto de 73 millones de dólares. Cortéz, se desempeño desde muy joven como informático del grupo de farmacias Llaneza, y llegó a figurar como accionista de la firma. En la investigación conocida como Los Panamá Papers, que llevaron adelantes periodistas de distintos países, Cortéz figura en al menos dos cuentas offshore vinculado a Daniel Muñoz. En cuanto a las tres farmacias del grupo Autofarma ubicadas en el sur, Carlos Temístocles Cortes declaró que en el año 2010 Muñoz lo contactó “diciendo que representaba un grupo de inversores que quería invertir en nuestra empresa…”, publicó hoy el periodista, Daniel Santoro en Clarín. Agregó que “…después de varias reuniones llegamos a un acuerdo de venderle el cincuenta por ciento de tres de las varias sociedades que componían el grupo que representaba aproximadamente el trece por ciento del total de nuestro negocio por un monto de tres millones de dólares más el valor formal que surgía de libros”. Pero Muñoz puso como accionista a Carolina Pochetti, sobrina del ex gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta. Cortez aceptó porque “la conocíamos de hacía muchos años. Carolina había sido esposa de Guillermo Almaraz, amigo nuestro por haber sido disc jockey en una discoteca se llamaba ‘Ganster’ propiedad de los Llaneza y mía», declaró Cortéz