EL CALAFATE.- Aumentos que no son informados al usuario, costos fijos arbitrarios por servicios que no se consumen o directamente no se brindan, tomas de estado irregulares que alteran los períodos de consumo provocando que en muchos casos el usuario pague más por el cambio de categoría, son entre otras, las irregularidades que despertaron las quejas contra la empresa Servicios Públicos S.E. Una reunión entre representantes de la Cámara de Comercio local que nuclea a empresas vinculadas al turismo y hotelería, y autoridades de la gerencia local de Servicios Públicos sacó  a la luz una serie de irregularidades en el cobro del consumo de energía que afecta a los usuarios residenciales incrementando ostensiblemente el costo del servicio. Desde que SPSE decidió en enero de 2017 incrementar las tarifas entre un 600 y un 1.000% lo que derivó en la presentación de un amparo que si bien fue favorable a los reclamantes, la empresa nunca acató la orden judicial de retrotraer los aumentos, las autoridades del organismo encabezadas por el presidente Lucio Tamburo, comenzaron a aplicar aumentos en forma regular, a la vez que modificaron el esquema de facturación estableciendo un costo arbitrario por el consumo de agua y el servicio de cloacas, fijándolo en un 50% del consumo de la luz.
Hubo aumentos en enero, marzo y setiembre, y a partir del período de noviembre, se agregó un 10% sobre lo consumido en el item de «energía».
Las autoridades argumentan que los incrementos se deben a la quita del subsidio a las tarifas de consumos domiciliarios a partir de la incorporación de Santa Cruz al Interconectado Nacional. Asimismo sostienen que los incrementos los determina CAMMESA, y que la provincia no puede modificar los porcentajes que determina la transportista nacional, y está obligado a aplicarlos. Al encarecimiento del costo de los servicios se suma que en el caso de El Calafate, la toma de estado de los medidores que realiza personal de SPSE no se condice con los registros de los KW y los montos que figuran en las facturas que mensualmente debe abonar el usuario. Esto sucede porque la toma de estado de los medidores se realiza en una fecha, el servicio es facturado en Río Gallegos varios días después lo que motiva que la cantidad de días de consumo que figura en la boleta de luz no coincida con el monto final facturado. «Puede suceder que en un período Servicios Públicos te facture menos de 30 días, y en el siguiente te cobre el servicio por 40 días lo que significa que tereminás pagando más kws que los que figuran en las boletas», detalla un usuario que además testimonia que por haber aumentado el consumo -por la irregular toma de estado del medidor- fue ascendido de categoría con lo cual paga más no solo por el costo fijo sino también porque supuestamente durante ese período consumió más luz, lo que determina el aumento automático de los otros dos servicios, agua y cloacas. La factura de un usuario con consumo cero El pedido de la Cámara de Comercio a las autoridades de SPSE Según informó la Cámara de Comercio en su página web, durante la reunión con representantes de Servicios Públicos, dejaron constancia de los reclamos del sector en una nota dirigida al presidente de la empresa, Lucio Tamburo. En el texto de la nota solicitan «Que la fecha de medición sea realizada en cada establecimiento cada 30 días, manteniendo siempre la misma regularidad, para que la escala que fija el valor del KW se origine a partir de un consumo real, y que no sea el consumidor el que tenga que abonar injustamente mayores valores por recibir mediciones con mayor cantidad de días». Por este motivo piden «Que la fecha real de medición, sea la que figure en la factura, para que el consumidor tenga un real control del propio consumo». Proponen que a mediano plazo Servicios Públicos prevea la inversión para establecer un sistema de medición automática. *Foto portada: Lucio Tamburo junto al director Ariel Ivovich en el despacho de la gobernadora