La Cámara de Casación Penal  confirmó la prisión preventiva de Martín Báez, en el marco de la causa por lavado conocida como «la ruta del dinero K», en la que está acusado junto a su padre.

 La Sala IV del tribunal integrado por Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo, rechazó la  presentación de la defensa por «inadmisibilidad del recurso«. Eso significa que la apelación no tuvo los fundamentos suficientes para tratarla.

El hijo de Lázaro Báez se encuentra detenido en la cárcel de Ezeiza  desde el 7 de enero, por haber transferido 5,5 millones de dólares de cuentas que estaban inhibidas. Para el Tribunal Oral Federal 4, que lo juzga junto a su padre y otros acusados, entorpeció el funcionamiento de la justicia porque quitó de su esfera dinero que podría ser producto del delito que se investiga.

El 6 de febrero pasado Baez debía presentarse en el TOF 4, pero se encontraba en Río Gallegos e intentó que en el juzgado federal de Río Gallegos le expidan una suerte de certificado para justificar su ausencia y apeló a la repentina enfermedad de uno de sus hijos. En el juzgado no pudieron entregarle el certificado que solicitaba, dado que no es un trámite pertinente por una causa que se desarrolla en otro juzgado por lo que a la mañana siguiente viajó a Buenos Aires donde al presentarse en Comodoro Py quedó detenido.