RIO GALLEGOS.- Pasadas las 15. 30 Martin Baez, hijo del empresario Lázaro Baez, se retiró del juzgado federal  donde había ido a pedir que se le extienda una justificación dado que no pudo presentarse hoy en el Tribunal Oral Federal 4 en el juicio oral y público que se le sigue por lavado de dinero. En el juzgado no pudieron entregarle el certificado que solicitaba, dado que no es un trámite pertinente por una causa que se desarrolla en otro juzgado, pese a ello, Báez permaneció allí por casi dos horas, según confirmaron fuentes judiciales. Los jueces del TOF 4, Néstor Costabel, Gabriela López Íñiguez y Adriana Palliotti, sostuvieron que si el hijo de Báez no se presenta hoy a la audiencia será ordenado su inmediato encarcelamiento, pero no resolvieron aún un pedido de detención que había formulado el fiscal del juicio en diciembre. Sus defensores en Buenos Aires lograron que los jueces le extiendan el plazo de presentación hasta mañana a las 8 am, y de acuerdo a lo que trascendió, Baéz demostró que contaba con pasajes para el vuelo de esta madrugada a las 2.50 am desde Río Gallegos. Al retirarse del juzgado, Baéz, se subió a una camioneta 4×4 color champagne sin realizar declaraciones a la prensa. El fiscal Abel Córdoba había solicitado antes de la feria judicial que Martín Báez fuera detenido, porque se había detectado que había retirado dinero de cuentas bancarias de las que es beneficiario, burlando la inhibición judicial.