RÍO GALLEGOS.- La presidenta del Consejo de Educación, Cecilia Velázquez, tuvo hoy una expresión polémica al vincular las tarifas de luz con los sueldos que cobran los estatales: «los santacruceños también recibimos un salario indirecto con la factura de luz que esta subsidiada en un 73% por la provincia», señaló la funcionaria. También dijo que la inversión en Educación «genera de esta manera lo que se conoce como una salario indirecto para los trabajadores que pueden enviar a sus hijos a la escuela para de esta manera generar una movilidad social ascendente». En diálogo con LU Radio Provincia, durante una entrevista en la que analizaba la situación docente y fue consultada sobre la propuesta que llevaría el Consejo a la paritaria del martes próximo, la titular de la cartera de Educación deslizó que presentarían una oferta salarial a los maestros, y en ese marco hizo una particular interpretación sobre el poder adquisitivo de los estatales: «los santacruceños también recibimos un salario indirecto con las facturas de la factura de luz que esta subsidiada en un 73% por la provincia», indicó Velázquez. Si bien es verdad que la Provincia subsidia las tarifas de luz, esta subvención es histórica en Santa Cruz, tanto como a nivel nacional el estado subsidia las tarifas de gas. Pero este subsidio se licuó a partir de abril de 2017 cuando la provincia aplicó un tarifazo a las facturas de energía entre un 600 y un 1.000 por ciento, desobedeciendo incluso una resolución judicial que le ordenó retrotraer esos aumentos. Además Servicios Públicos, a cuyo frente se encuentra el ingeniero Lucio Tamburo, procesado por la justicia federal en una causa por corrupción, aumentó costo del servicio de agua estableciendo un esquema arbitrario que cobra al usuario por el consumo de agua, el 50 por ciento de lo que consume de energía eléctrica. El mismo criterio aplicó para el uso de la red cloacal. Para Velázquez, la Educación también es un «salario indirecto»  En otro Pasaje de la entrevista, Cecilia Velázquez expresó que «en la provincia de Santa Cruz, donde el 80% de la educación es pública y de gestión estatal. Somos parte de un Estado que invierte en ella y que genera de esta manera lo que se conoce como una salario indirecto para los trabajadores que pueden enviar a sus hijos a la escuela para de esta manera generar una movilidad social ascendente”, enfatizó.