RÍO GALLEGOS.– Sin oferta salarial por parte del gobierno concluyó ayer la paritaria docente y abrió un interrogante respecto del inicio normal del ciclo lectivo. Los representantes del Consejo de Educación ofrecieron unificar el pago de salarios que hoy los maestros cobran en tres fechas distintas, pero abonarlo en dos etapas de acuerdo a los ingresos. Además, ratificaron la continuidad del presentismo establecido por Resolución 066  que los docentes rechazan por atentar contra el derecho de huelga y la salud de los trabajadores. Una nueva instantcia de negociación entre el gobierno y los docentes no arrojó ayer mayores resultados. Los maestros ya habían adelantado que de no existir una propuesta salarial concreta, la unificación del pago de sueldos, y la eliminación del presentismo, peligraba el normal inicio de clases ante una eventual medida de fuerza. Los paritarios del Consejo de Educación, quienes suelen abrir las negociaciones con críticas al gobierno nacional por «los recortes de fondos a Santa Cruz», esta vez refirieron a que la provincia «se hace cargo del 65% de los aumentos de la energía eléctrica», lo que según los funcionarios, afecta las finanzas provinciales e impiden el normal cumplimiento de las obligaciones salariales del estado. En esta línea la oferta oficial se limitó a la unificación del pago de salarios, que los maestros cobran en tres fechas distintas y sin determinar, y comenzar a abonar los sueldos en dos etapas, los primeros días de cada mes a aquellos docentes que cobren hasta $50 mil pesos, y los restantes el día 15 del mismo mes. Asimismo ratificaron la vigencia de la Resolución 066 que establece bonificar con puntos la asistencia perfecta de los maestros, sin contemplar los casos de licencia por enfermedad, argumentando que «no lesiona el derecho del docente», sino que se trata «de un reconocimiento a quienes han prestado servicio de manera continua». Por su parte los representantes de la ADOSAC  exigieron una recomposición salarial de acuerdo al costo de la canasta familiar, y rechazaron los argumentos oficiales sobre el presentismo: «no contempla ni siquiera el derecho a enfermarse», sostuvieron. Calificaron de «pseudo propuesta salarial» el pago desdoblado que ofrece el gobierno, «en base a montos como se le abona al sector de  jubilados»., expusieron. La reunión concluyó sin el establecimiento de una fecha para la reanudación de las negociaciones. La propuesta del Ejecutivo La posición de ADOSAC