RÍO GALLEGOS.- El senador Eduardo Costa, se refirió al deterioro del salario de los estatales provinciales y los comparó con los que perciben los empleados del sector privado: «En diciembre del 2015 un estatal de la categoría más baja ganaba $ 13. 900 aproximadamente, mientras que hoy ronda los 17.900 pesos. Por su parte, un mercantil en el 2015 promediaba los $ 14.000 y hoy ronda los $ 31,000», y  se señaló que este desfasaje es el que debe resolverse, y apuntó que el gobierno debe revertir la política hidrocarburífera para obtener más recursos. El senador de Cambiemos, Eduardo Costa, estuvo presente en el izamiento dominical que se realiza en la ciudad de Río Gallegos. Al dialogar con La Opinión Austral, dijo que la clase dirigente «debe dar respuesta a los problemas que tienen los santacruceños», entre los cuales destacó el deterioro del salario público. Recordó que «en diciembre del 2015 un estatal de la categoría más baja ganaba $ 13. 900 aproximadamente, mientras que hoy ronda los 17.900 pesos. Por su parte, un mercantil en el 2015 promediaba los $ 14.000 y hoy ronda los $ 31,000, “este es el desfasaje que tenemos en la administración pública y que necesitamos resolver”, sostuvo. Costa dijo que para mejorar salarios es necesario cambiar la política hidrocarburífera de Santa Cruz para poder generar desarrollo y más recursos. En ese marco sostuvo que es necesario que el Estado provincial “decida cambiar la política” que lleva adelante en la industria hidrocarburífera e indicó que sería positivo que revierta las áreas a una operadora como Sinopec que “no quiere invertir”. Pidió que se abra el mercado para pequeñas y medianas empresas que se encuentren en «para poder aumentar los puestos de trabajo y hacer crecer a las pequeñas y medianas empresas locales». “No puede ser que quedemos preso de la multinacional china mientras el Gobierno no hace nada”, remarcó Costa, en referencia a SINOPEC, e indicó que hoy “no se extraen recursos naturales, tampoco se generan puestos de trabajo, sin incrementar ingresos para la provincia”. Insistió con que «esas decisiones pueden cambiar la angustia y tristeza que estamos viviendo en Santa Cruz, producto de un contexto en el que genera un sinfín de problemas a diario a la clase trabajadora».