RÍO GALLEGOS.- Luego de los allanamientos a los estudios de los escribanos, Leandro Albornoz, y Marcelo Ludueña, no quedaron detenidos sino «solo fueron demorados» según aclaró una fuente vinculada a los implicados en los operativos judiciales. Aseguraron que luego de los procedimientos los profesionales se retiraron a sus domicilios. Varias horas de procedimientos tanto en Río Gallegos  como en Villa La Angostura en la provincia de Neuquén, terminaron con sendas detenciones de los implicados en la causa que investiga operaciones de lavado llevadas a cabo por el exsecretario presidencial, Daniel Muñoz, y una lista de allegados entre ellos su esposa, Carolina Pochetti. Familiares de esta última fueron detenidos tras los operativos judiciales en sus viviendas. En tanto los  escribanos Leandro Albornoz, y Marcelo Ludueña, cuyos estudios profesionales fueron allanados ayer no quedaron detenidos como se informó en un primer momento. «Aunque estuvieron demorados no quedaron detenidos», reveló a Winfo Santa Cruz una fuente cercana a los abogados defensores. «Ya están en sus hogares», aseguró la misma fuente. Albornoz, fue el escribano que eligieron los Kirchner y los Báez para dejar asentadas sus operaciones inmobiliarias, no solo en las transacciones en común, sino también para dejar registrados sus bienes inmuebles. El escribano incluso fue parte de la sociedad Valle Mitre, con la que Báez, luego gerenció los hoteles de los Kirchner. El escribano del matrimonio Kirchner está implicado en la causa «Héctor Daniel Muñoz y otros, por Asociación Ilícita». Sus oficinas de calle Zapiola 184, fueron objeto ayer de un nuevo allanamiento,  el cuarto desde el año 2016 cuando comenzaron los allanamientos en Santa Cruz en causas por presunta corrupción. En la llamada Causa de los Cuadernos,  ayer también se allanaron viviendas de la familia de Carolina Pochetti, viuda de Muñoz, en Villa la Angostura, Neuquén. A raíz de estos procedimientos quedaron detenidos, Stella Maris Blanco, su hermana Alejandrina Pochetti, Daniel Bona, Pablo Ripel, Alejandro Reale Pablo Gastón Rais y Fausto Machado. Los operativos Ordenados por el juez federal, Claudio Bonadío los lleva adelante personal de la policía federal y se dan luego de la homologación que el juez federal hizo de las declaraciones del contador Alejandro Manzanares para tomarlo como arrepentido en la causa. En Río Gallegos también se allanaron oficinas del contador Manzanares de avenida Kirchner 952, que fueron mencionadas en su declaración testimonial. Foto portada: Archivo