RÍO GALLEGOS.- Un nuevo inicio de ciclo lectivo se ve alterado por medidas gremiales ante la falta de una propuesta salarial que conforme a los maestros. Esta vez el gobierno ofreció como única propuesta aumentar el 10% los salarios, pero hacerlo efectivo recién en julio y abonarlo en dos tramos con tope.  El previsible rechazo al ofrecimiento motivó dos días de paro la semana pasada, al que se le sumó otro paro el viernes por el desplazamiento de los vocales gremiales en la Junta de Clasificación. Hoy se inició un nuevo paro de tres días hasta el viernes. Con excepción del inicio del ciclo 2016, desde que asumió la gobernadora Alicia Kirchner, cada comienzo de año estuvo ampañado por negociaciones infructuosas entre el gobierno y los gremios docentes, que derivaron en medidas de fuerza que dejaron sin clases a los estudiantes de toda la provincia, que ya acumula en los últimos tres años, el récord histórico de la pérdida de un año lectivo completo. ¿Qué ofreció el gobierno en la segunda reunión paritaria del año? , aumentar el 10% los salarios, pero hacerlo efectivo recién en julio y en dos cuotas con tope.  La propuesta fue una invitación al rechazo, que no se hizo esperar. ¿Cómo están hoy las cosas?  El gobierno aún no convocó a una nueva paritaria, la que en principio se realizaría  el viernes 08 de marzo pero aún no fueron notificadas las partes. Mientras tanto las autoridades  observan el paro sin acomenter ninguna acción que intente corregir el rumbo de una educación que continúa en caída libre por cuarto año consecutivo. Ni siquiera atina a hacerse cargo del otro paro, el de los días de clases perdidos por la falta de mantenimiento de los edificios escolares, algunos de ellos inaugurados hace 3 años y que aún no abrió sus puertas «por falta de calefación», ¿la razón: las calderas instaladas -se supone nuevas- en 2016, se rompieron en octubre del año pasado y a cinco meses aún no fueron reemplazadas.