RIO GALLEGOS.- El bloque del FPV rechazó tratar sobre tablas un proyecto que solicita al Poder Ejecutivo que aparte del cargo de director en Servicios Públicos, a Ariel Ivovich, quien en mayor de 2017 cuando se desempeñaba como presidente de la Caja de Previsión Social, agredió físicamente a las abogadas que fueron a notificarlo de una resolución judicial. El funcionario está  procesado y la causa va a juicio oral. En la sesión de hoy de la Cámara de Diputados, la legisladora Gabriela Mestelán presentó un proyecto solicitando al gobierno que aparte del directorio de Servicios Públicos, al contador Ariel Ivovich, quién hace dos años agredió físicamente a las abogadas que en representación de un grupo de jubilados fueron a notificarlo de una Resolución judicial que ordenaba al organismo abonar los haberes antes en tiempo y forma. «Me parece que debe ser consecuente y solicitarle al Poder Ejecutivo que se separe al funcionario al menos hasta que termine el juicio oral», argumentó la autora del proyecto, recordándole a sus pares la reciente adhesión a la llamada Ley Micaela contra la violencia de género que fue votada por unanimidad del cuerpo. Agregó que el funcionario  ‘No solo fue procesado en primera instancia, en la causa: “IVOVICH ROBERTO ARIEL Y OTRO SOBRE LESIONES LEVES REITERADAS, AMENAZAS Y HURTO” Expte. Nº 73.724/17, sino que habiendo sido apelado, el procesamiento fue confirmado por el Juez de Recursos de la primera circunscripción judicial. Entendiendo que estos son motivos suficientes como para apartar del cargo a quien se le imputa violencia de género’, se lee en los Fundamentos del proyecto de Encuentro Ciudadano Los legisladores del bloque kirchnerista no dieron lugar al tratamiento sobre tablas del proyecto, sin fundamentos y haciendo valer la mayoría con que cuenta en el recinto. Ya en 2017 los mismos legisladores se habían opuesto a repudiar al funcionario, y justificaron la golpiza a las abogadas alegando que Ivovich había sido víctima de un escrache, según el presidente del bloque FPV, Matías Mazú. El proyecto de Mestelán también pide «al Poder Ejecutivo Provincial, que elabore un protocolo de actuación a los efectos de establecer procedimientos para identificar dentro de la administración a quienes ejecuten violencia física, verbal, psicológica o simbólica, separando de inmediato a quienes incurran en estas prácticas, hasta la sustanciación final de los procesos administrativos o judiciales». El caso Ivovich un peligroso precedente de violencia y protección institucional El ex presidente de la Caja de Previsión, Ariel Ivovich, fue procesado junto a su hermano Jorge, por golpear y amenazar a un grupo de jubiladas y sus abogadas,  quienes en mayo de 2017 fueron a notificarlo de una fallo judicial que le ordenaba pagar los haberes en tiempo y forma. La jueza Marcela Quintana desestimó la teoría del “escrache” que alegó la defensa del funcionario. Los hermanos Ivovich fueron embargados por 80 mil pesos cada uno, y estuvieron detenidos una noche en la comisaría de Chimen Aike. Tras el incidente Ariel Ivovich permaneció en el cargo un tiempo hasta que renunció voluntariamente, tras lo cual Alicia Kirchner los designó a director de Servicios Públicos. Aquel mediodía del 16 de mayo nada hacía prever que la feliz noticia para un grupo de jubiladas provinciales que habían recibido un fallo favorable al amparo pidiendo por el pago en tiempo y forma de sus haberes, terminaría en un episodio de inusitada violencia con un funcionario agrediéndolas físicamente y amenazándolas con matarlas. Ellas terminaron golpeadas y conmocionadas, y el funcionario preso por una noche y reubicado en un cargo provincial. Cuando concurrieron junto a sus abogadas, Claudia Guerra, y Marta Davila, a notificar a Ariel Ivovich, de la resolución del juez de Familia, Antonio Andrade, el entonces presidente de la CPS las recibió con insultos, golpes, y amenazas y se negó a recibir la orden judicial: “No van a cobrar más, las voy a cagar matando a todas”, fueron las expresiones del funcionario en evidente estado de alteración, según consta en el expediente 73.724/17 que se tramita en el juzgado de Instrucción Nro 1 en lo Criminal y Correccional a cargo de la dra Marcela Quintana, El incidente tuvo lugar en instalaciones de la empresa de los hermanos Ariel y Jorge Ivovich, y comenzó cuando Claudia Guerra, una de las abogadas, intentó filmar con su celular al funcionario mientras éste profería insultos y amenazas. En esa circunstancia,  Jorge Ivovich le arrebató el teléfono a la doctora Guerra, y le gritó “te vas atorranta”,  en tanto su hermano Ariel, comenzó a agredirla físicamente, “levantándola y arrojándola al suelo en dos oportunidades”, provocándole contusiones en varias partes del cuerpo.