RÍO GALLEGOS.- En Santa Cruz la administración pública provincial adhirió al paro con el aval del gobierno de Alicia Kirchner. Oficinas públicas avisaron un día antes: «Mañana martes cerrado por paro nacional». Sin embargo en el documento que se leyó durante el acto central, los gremios de la MUS remarcaron que el paro fue «contra el ajuste de Macri y Alicia». Si bien la medida nacional fue convocada en rechazo a la política económica del presidente, Mauricio Macri, en la provincia los gremios estatales también marcharon y reclamaron a la gobernadora Alicia Kirchner:  «Nos habla de superávit fiscal en una actitud obscena, metiendo la mano en el bolsillo de cada empleado», cuestionaron desde la Mesa de Unidad Sindical.

En la sede de SPSE en El Calafate las autoridades colocaron un cartel el día anterior

Con un guiño del gobierno de la provincia la medida tuvo un alto acatamiento en Santa Cruz, donde incluso las oficinas públicas pusieron carteles que indicaban «cerrado por paro nacional». Pese a ello, la administración de Alicia Kirchner no estuvo exenta de reclamos durante al acto convocado al mediodía en el centro de la ciudad. «Nos habla de superávit fiscal en una actitud obscena, metiendo la mano en el bolsillo de cada empleado», cuestionaron desde la MUS. En Santa Cruz el paro fue «contra el ajuste de Macri y Alicia», dice el documento de los estatales que se leyó en el acto central. «Nos habla de superávit fiscal en una actitud obscena, metiendo la mano en el bolsillo de cada empleado», cuestionan a la gobernadora Kirchner. En el documento firmado por los gremios expresaron que el paro era contra «el ajuste a nivel nacional y provincial» y aclararon los «une la lucha para recuperar nuestros salarios frente a la inflación, a las ganancias empresarias e incluso frente a la evolución de los ingresos provinciales». Los gremios remarcaron que en Santa Cruz hay miles de trabajadores bajo la línea de la pobreza, «el gobierno nos habla de superávit fiscal, en una actitud obscena, ya que el supuesto balance de las cuentas lo realiza metiendo la mano en nuestros bolsillos», aseguraron. La convocatoria a la marcha y el documento contó con adhesión del gremio docente, ATE, judiciales, municipales viales provinciales y nacionales, profesionales de la Salud, los docentes universitarios, agrupaciones de jubilados y las distintas expresiones de la CTA. Si bien no fue masivo, el paro se sintió en todos los sectores de la administración pública provincial y nacional. Desde que asumió, Alicia Kirchner dio un aumento salarial promedio del 25% en 2016, en tanto que congeló los aumentos en 2017. En 2018 hubo aumentos entre el 10 y el 25%. Hasta ahora, la provincia no acordó aumento con ningún sector de la administración pública, solo hubo ofrecimientos en paritarias del 25% a los docentes y 31% a la administración central, en ambos casos, escalonados a septiembre. Las paritarias están abiertas, pero ningún acuerdo fue cerrado aún. «Las ofertas salariales para este año no solo no recuperan un peso de la pérdida de años anteriores, sino que se sitúan aproximadamente en la mitad de la inflación prevista para este año y eso si no entramos en hiperinflación», señalaron los gremios. Camioneros y petrolereos «de asadito»

40 corderos fueron el menú de camioneros y petrolers en la autovía

Por su parte, los camioneros hicieron una particular protesta y se apostaron con sus vehículos de gran porte sobre la ruta y asaron 40 corderos cocinados a la cruz, en fogones armados a la vera de la autovía de ingreso a la ciudad. Se sumaron los petroleros privados. Según el testimonio de los gremialistas, «los corderos fueron donados», aunque no revelaron quiénes fueron los donantes.  Según declaró el secretario general del Sindicato de Camioneros, Sergio Sarmiento «el paro fue acatado en un cien por ciento en Santa Cruz, Tierra del Fuego y Chubut», informó a la periodista Mirtha Espina de Cadena 3.                   El documento de la MUS con fuertes críticas al presidente Macri y a la gobernadora Kirchner