JULIA DUFOUR.- Desde octubre de 2017, la única escuela primaria del paraje ubicado a 7 km de Río Turbio, permanece cerrada, pese a la promesa de un edificio que se iba a realizar en 8 meses y nunca se terminó. La escuela con 56 años de historia y generaciones enteras que allí estudiaron hoy aparece olvidada por el gobierno provincial, el IDUV y el Consejo de Educación. Hoy los 75 alumnos del paraje no tienen escuela y deben viajar cada día hasta Río Turbio donde concurren al edificio donde funciona una EPJA en contra turno. A los padres les preocupa el peligro de la ruta con la llegada del período invernal, que los expone a posibles accidentes cada día. Algunos optaron por cambiarlos a otra escuela, el futuro es incierto. El paraje, ubicado a metros de la usina termoeléctrica –que también está sin concluir- durante una década vio pasar las inversiones millonarias, pero los habitantes lograron poco y nada para el barrio que sigue dependiendo de la municipalidad de Río Turbio. El viernes los padres y vecinos realizaron un abrazo simbólico a la Escuela 30º cuya obra se encuentra paralizada y nadie sabe explicar porqué. “Hubo mucha plata invertida en la usina pero para acá no hicieron nada, no hay ni una  vereda, ni una calle asfaltada, ni un autobomba”, refiere a Winfo Santa Cruz, Miriam Matus, presidente de la junta vecinal de Julia Dufour. Según trascendió la obra se encuentra paralizada por conflictos salariales entre la UOCRA y el IDUV. Los anuncios sin fin La escuela primaria N° 30 nació en 1961 por iniciativa de los vecinos. En 1963 comenzó a funcionar con alrededor de 50 alumnos entre primero y cuarto grado. El tiempo fue haciendo estragos en el edificio. En noviembre de 2010 cuando gobernaba la provincia Daniel Peralta, en el marco del Programa Más Escuelas se habían presentado 9 oferentes para construir tres escuelas en toda la provincia; una de ellas era la Escuela EGB N°30 y otras instituciones en la localidad de Piedra Buena y el Barrio San Benito en Río Gallegos. Las obras iban a ser ejecutadas por el Ministerio de Planificación Federal y se iban a construir durante el año 2011, según reconstruyó un artículo del portal www.entiemporeal955.com.ar. La obra quedó en la nada. “El problema viene desde hace años, con las grietas que fueron resolviendo con parches”, detalla Matus. “En el 2017 se volvieron a romper las paredes, recurrimos al Concejo Deliberante, y no hubo respuestas, en un octubre pasó una topadora, hubo fuertes movimientos en la escuela, los niños se asustaron y  los padres decidieron cortar la entrada de la escuela, hicimos volanteada, y al día siguiente, vinieron autoridades, incluso nos llegaron a prometer la escuelita nueva y hasta un posible secundario, y aún estamos esperando”, explica la mujer. En noviembre del 2017 se vuelve a anunciar la construcción del edificio nuevo para la Escuela N° 30 de Julia Dufour y en ese momento explicaron que en 7 u 8 meses la escuela estaría lista. La empresa ganadora de la licitación «Magdalón, Raúl Fernando» de El Calafate, por $ 21.943.293 millones de pesos. La superficie cubierta estimada a construir es de 1.213,36 m2.  A saber, por las fotos del estado de la obra, aún falta mucho por construir. «La mala planificación  y la falta de control de la obra del IDUV,  hizo que todo se atrase. Desde octubre de 2017 que los chicos dejaron la escuelita y tiene que viajar todos los días», dice Matus. «Tanto el municipio, como el IDUV, y el Consejo Provincial de Educación, se habían comprometido a terminarla», detalló Matus.