BUENOS AIRES.- Leandro Báez dijo desconocer las maniobras de supuesto lavado que le imputan a su padre y a su hermano, «tenía 23 años cuando todo esto salió  a  la luz», aseveró haberse enterado «por Marijuán», el fiscal que ordenó allanamientos en Santa Cruz de las propiedades que se les atribuyen, y se mostró dispuesto a declarar el próximo miércoles para demostrar que es inocente. Aseguró que con su padre «peleaban» todo el tiempo. En una entrevista en exclusiva con Radio Mitre Leandro Báez, uno de los hijos del empresario Lázaro Báez detenido hace tres años en el marco de una causa por lavado,  criticó a su padre de quien dijo estar distanciado, desmintió tener las propiedades y cuentas off shore que figuran a su nombre, «me enteré de todo esto cuando salió a la luz en el programa de Lanata», señaló. Agregó que tomó conocimiento de muchas cosas «por el fiscal Marijuán (Guillermo)», quien realizó múltiples allanamientos en Santa Cruz, entre ellos a los domicilios particulares de la familia Báez. En una de esas ocasiones, Leandro Báez conversó personalmente con el fiscal Marijuán, incluso se especuló que luego de ese encuentro en su vivienda, el hijo de Lázaro Báez brindaría testimonio como arrepentido. Leandro Báez habló por primera vez con la prensa y le reveló a la periodista Mercedes Ninci, que no tenía miedo de ir preso. Sobre el testimonio que dará el 24 de abril, Leandro Báez dijo: “Voy a contestar las preguntas que me quieran hacer la querella, el fiscal y los jueces. Vengo a aclarar lo que me corresponde a mí. Yo no participé del lavado. Yo tenía 23 años cuando salió a la luz en el programa de Lanata. Muchas cosas me enteré después del 2013 y luego de los allanamientos de Marijuán. Había cosas que no sabía, como sociedades y demás. No vengo a ensuciar a nadie, solo a defenderme a mí”. Consultado por el video que dio a conocer Periodismo para Todos, el programa de Jorge Lanata, aseguró que “a todos nos sorprendió ver a Martín contar la plata en La Rosadita. Cuando le toque a él sabrá qué decir. Con Lázaro vivíamos más peleados que amistados. Somos muy frontales los dos. No coincidíamos en varias cosas. Eso nos llevó a estar distanciado mucho tiempo. Me considero honesto, por eso estoy acá”. Leandro Báez contó que se enteró de que fue beneficiario de las cuentas en Suiza pero nadie le pidió permiso y pusieron la foto de su pasaporte. “Mi papá habrá pensado que era lo mejor en su momento. El día de mañana nos tendrá que explicar a nosotros. Hoy, nos alejan pensamientos. En otra situación a la que está hoy nos explicará. En cada provincia hay un Lázaro Báez. No hablo de amistad sino por el beneficio de estar en cada provincia. Yo prefiero aclarar lo mío”, explicó. Sobre la ex Presidente de la Nación, sostuvo: “No tengo nada que opinar sobre Cristina. No me gusta la política”. Por último, Leandro Báez fue contundente sobre su inocencia: “Yo no tengo nada de que arrepentirme. Me hubiera gustado pasar más tiempo con mi hijo”.   Fuente Radio Mitre.