RÍO GALLEGOS.- Los policías buscan llevar el salario de un ingresante a 34 mil pesos, cuando mañana se sienten con las autoridades de Gobinero en la primera reunión paritaria del año para el sector. Los uniformados vienen de una fuerte caída del poder adquisitivo ya que el año pasado solo obtuvieron 14% de aumento cuando la inflación superó los 40 puntos. Ahora pretenden el 52%, el doble de lo que el gobierno ofreció a los maestros. La Asociación Civil Policial ACP Santa Cruz pedirá al gobierno elevar 51,50 a 82 pesos el Valor Punto que determina la estructura salarial, más un 5% de incremento en el ítem antigüedad.  De este modo esperan alcanzar los 34.000 pesos para un policía ingresante que actualmente percibe un sueldo de 22.500  pesos. El pedido que harán este jueves a partir de las 11 de la mañana cuando se reúnan con los representantes del gobierno provincial, incluye a todo el personal activo y a los retirados. Los policías pretenden el 52% de aumento, esto es más del doble de lo que el gobierno ofreció a los maestros. «Nosotros vamos con mucha expectativa y fe en que se pueda alcanzar el objetivo de mejorar el salario de nuestros Policías», señaló a Winfo el suboficial José Daniel Barrientos de la ACP Santa Cruz. Los policías obtuvieron en 2018 un incremento del 14% en sus sueldos, a partir de llevar de 45 a 51,5 pesos el valor punto. El ajuste salarial provocó una marcada pérdida del poder adquisitivo de los estatales El impacto del ajuste salarial que aplicó el gobierno de Alicia Kirchner resintió el poder adquisitivo de los policías que el año pasado obtuvieron un14% de aumento cuando la inflación superó el 40 por ciento. Una realidad similar afectó a la totalidad de los estatales provinciales a pesar del superávit que alcanzaron las cuentas provinciales de más de 1.400 millones de pesos. En 2018, el mismo presupuesto había presentado un déficit de más de 8 mil millones de pesos. La recuperación se debió a que los ingresos provinciales por coparticipación federal se incrementaron en un 45 por ciento, en tanto las regalías duplicaron su monto por el alza de la cotización del dólar que en el último año duplicó su valor hasta alcanzar hoy los 44 pesos. También la recaudación provincial del a ASIP tuvo un incremento del 41 por ciento en el interanual de marzo. En el mismo período de bonanza para las cuentas fiscales los sueldos de estatales tuvieron una mejora de entre un 14 y un 25 por ciento, perdiendo poder adquisitivo frente a la inflación y en comparación con los ingresos provinciales.