RÍO GALLEGOS.- La disminución de las atenciones y de los espacios que utiliza el centro de salud 7 –Jesús Misericordioso- ha generado de los usuarios del dispensario que depende del ministerio de Salud de la provincia. Desde la CTA emitieron un comunicado denciando los recortes en los servicios del mencionado centro y de otros dos centros, uno de los cuales funciona en una propiedad del sindicato de los Petroleros. El Centro de Salud ubicao en la calle Arturo Illia es uno de los que mayores presetaciones brinda a los habitantes de los barrios 240 viviencas, Marina, Gaucho Rivero, y de los asentamientos situados cerca del basural y en el terreno lindante al predio de la Unpa. «La atención primaria en los centros de los barrios es vital en una política que privilegie la salud pública y la prevención. Sin embargo no ha sido la prioridad de la administración de Alicia Kirchner. No es solo el achicamiento del centro 7 sino que el centro 6 no funciona y el 8 del San Benito ha quedado en una propiedad del Sindicato Petrolero», detalló la CTA en un comunicado en el que denuncia el recorte en la atención primaria de salud que brindan los centros ubicados en los barrios de la capital. Desde la central de trabajadores remarcan que el accionar del gobierno es  «una contradicción flagrante,  cuando se anuncian futuras ampliaciones en el Hospital Regional sin un criterio de funcionalidad y necesidad real, lo que coloca esta medida en el plano de la propaganda electoral, más que en la atención de la salud», manifiestan. Sostienen que «El Centro 7 debería ser ampliado y dotado de más profesionales, en lugar de la disminución de las prestaciones», al tiempo que reclaman a las autoridaes: «que esta decisión del gobierno se revierta, en función de la real necesidad de los vecinos, y de la recuperación de un golpeado y decaído sistema de salud en Santa Cruz», cuestionan desde la CTa. Por último señalan que «la defensa de la salud pública empieza por pagar salarios dignos a los profesionales y trabajadores de la salud. La defensa de la salud pública pasa también por extender la atención primaria en proximidad por medio de los Centros de Salud y es lo contrario de lo que se está haciendo».