RÍO GALLEGOS.- Padres, alumnos y docentes del Industrial Nro 6 se movilizaron este mediodía hasta el mástil central de la ciudad donde se realiza el izamiento del pabellón nacional, para reclamar por la normalización de clases en ese establecimiento, donde hace dos semanas se desprendió parte del cielorraso de un aula provocando lesiones en varios alumnos. La reacción del Consejo de Educación fue sumariar y suspender en sus cargos a directivos y auxiliares, lo que provocó la inmediata solidaridad de los padres y alumnos con los sancionados. Denuncian además que la escuela «no tenía mantenimiento adecuado». Una nutrida movilización se trasladó hoy hasta el centro de la ciudad y se manifestó en el izamiento con carteles de apoyo al Industrial Nro 6 donde aun no se reinicia el dictado de clases luego de la crisis desatada a partir de la caída de parte del cielorraso en una de las aulas. «Que respeten nuestros derechos y que vuelva todo a la normalidad, que hagan el mantenimiento adecuado y que se repeten las leyes, es lo único que pedimos», respondió uno de los alumnos a la pregunta de la periodista Mirtha Espina. Otro de los estudiantes se quejó porque la semana pasada tenía que rendir exámenes y no pudo porque las clases están suspendidas desde hace diez días. Desde el incidente del cielorraso desde el CPE dispusieron una serie de medidas para restablecer las condiciones edilicias en el establecimiento lo que demora la reanudación de las actividades, que se dictan en un hangar de la Fuerza Aérea ya que aun no cuenta con el nuevo edificio que comenzó a construirse hace 3 años.. Esta semana la presidenta del CPE, Cecilia Velázquez, declaró que las obras estaban suspendidas «porque nación había suspendido el envío de fondos».  Desde el ministerio de Educación salieron a desmentir las afirmaciones de la funcionaria, «no solo se cumpieron todos los plazos de obras sino que jamás se suspendió el envío de fondos a la provincia», dijeron desde el organismo nacional. Una madre planteó a winfo que «desde el Consejo no pueden garantizar que el edificio va a estar en condiciones para reanudar las actividades, que de todos modos aunque el edificio nuevo comience a funcionar, los talleres seguirían dictándose en el hangar», precisó. Asimismo planteó su disconformidad porque los miembros del Consejo de Educación, «tampoco quieren hablar con nosotros respecto a los sumarios», en referencia a la medida administrativa dispuesta por el CPE que suspendió en sus cargos a directivos y auxiliares. Los padres piden que suspendan los sumarios, y que investiguen a los responsables del estado edilicio de la escuela, entre otros, al director de Enseñanza Técnica, Rodrigo Gojan.  «La escuela no tenía mantenimiento escolar, y no lo tenía, porque ellos (los funcionarios del CPE) no lo hicieron», remarcaron. Fotos: Horacio Córdoba