RÍO GALLEGOS.- El obispo de Río Gallegos , Jorge García Cuerva recibió a miembros de Jubilados en Acción quienes le plantearon la situación de crisis que atraviesan respecto del pago de sus haberes, las prestaciones de salud y la demanda que les entabló el gobierno provincial acusándolos de dañar edificios públicos. El prelado se mostró comprensivo con los planteos de los jubilados y se comprometió a trasladar estos reclamos al Ejecutivo. En una audiencia que se desarrolló a agenda abierta, el obispo Jorge García Cuerva, escuchó la exposición de un grupo de jubilados sobre la situación que atraviesan desde diciembre de 2015 a la fecha.  «Pudimos exponer sobre las situaciones de violencia institucional de las que fuimos objeto, la indiferencia y el destrato por parte de funcionarios, y hasta las calumnias que derivaron en una demanda y embargo contra muchos de nosotros», señaló a Winfo Santa Cruz una de las jubiladas. Comentaron que el obispo García Cuerva no solo los escuchó atentamente sino que «interactuó permanentemente con nosotros en la conversación», dijeron, y que en todo momento se mostró comprensivo con los planteos realizados por los miembros del colectivo Jubilados en Acción. Entre los puntos que se establecieron como prioritarios para hacerle llegar al gobierno, figuran: establecer una fecha fija y predecible de pago  de haberes que en los últimos tres años se desplazó hasta en más de treinta días; un pedido concreto al gobierno para que desista de la demanda por daños y perjuicios  contra un grupo de jubilados a quienes además trabó un embargo cercano a los 400 mil pesos a cada uno, y a regularizar las prestaciones de la Caja de Servicios Sociales, que permanentemente produce cortes de servicios. García Cuerva transmitió a los jubilados que en treinta días los volverá a convocar para comentarles los resultados de la reunión con las autoridades provinciales con relación a la problemática sobre la cual conversaron en la reunión realizada en el obispado.