RÍO GALLEGOS.- A punto de cumplirse una semana del crimen de la ginecóloga, Zulma Malvar, y si bien no se descarta ninguna hipótesis, una de ellas apunta a que se trataría de un crimen familiar, según declaró a Télam, el jefe de Policía, Comisario José Luis Cortés.

La jueza, unque la jueza aún no ha caratulado la causa ni ordenado allanamientos. «Todas las hipótesis que tenemos las estamos trabajando, una es esa» dijo a Télam el jefe de Policía de la provincia, José Luis Cortés al ser consultado sobre si la pesquisa alcanza a la familia y explicó que están esperando «poder llevar adelante medidas para determinar para dónde se encauza la investigación» del homicidio de Zulma Delfina Malvar Díaz (63).

A punto de cumplirse una semana del crimen de la médica ginecóloga que apareció muerta semidesnuda el jueves último en Puerto San Julián manejan como hipótesis que se haya tratado de un asesinato intrafamiliar.

La policía de Santa Cruz elevó ayer el expediente caratulado por ahora «Comisaría Seccional Segunda s/ investigación de causal de muerte» al juzgado penal con el pedido de una serie de medidas como «allanamientos y pericias de elementos que fueron incautados en el domicilio de la víctima, para cotejar con algunos posibles sospechosos», precisó Cortez.

Publicidad

Publicidad

«Hay algunos indicios y estamos esperando que (el juzgado) se expida lo más rápido posible para poder avanzar con la investigación propiamente dicha», agregó. 

Malvar Díaz (63) fue encontrada muerta y semidesnuda el jueves último al mediodía en el patio de su casa, por su hijo, un empleado del juzgado penal que investiga el homicidio.

En la casa, donde la víctima vivía con su madre octogenaria, que está postrada y padece Alzheimer, había mucho desorden y se halló sangre en las paredes y en un paredón de afuera.

En una conferencia de prensa que dio el sábado, el fiscal Alejandro Victoria informó que en la autopsia se concluyó que la muerte fue por «anoxia encefálica por asfixia mecánica por compresión cervical extrínseca».

Según fuentes consultadas, el asesino tomó a la médica con su antebrazo desde atrás y de esa forma le apretó el cuello hasta matarla, aunque se esperan una serie de análisis y estudios que se han solicitado a partir de las muestras extraídas en el cuerpo y el lugar que habitaba para obtener más detalles.

El fiscal explicó que «ha declarado medio pueblo, casi», en alusión a la cantidad de personas a las que la Policía les está tomando testimonio y no descartó que pueda tratarse de un femicidio.

En tanto, el sábado se realizó una marcha del colectivo de mujeres de la Unidad Académica de Puerto San Julián, perteneciente a la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, quienes pidieron «justicia y celeridad» a las autoridades.