RÍO GALLEGOS.- El concejal Daniel Roquel se cuestionó la contratación del grupo musical Divididos por 3,5 millones de pesos, «cuando no hay fondos para garantizar las prestaciones de la Caja de Servicios Sociales», señaló. El show de la banda que lidera Ricardo Mollo, fue anoche en el Boxing Club en la feria Sabores Santacruceños que organiza la Secretaría de Producción de la provincia. Se pagó con fondos del programa UNIRSE que aportan las empresas mineras. El concejal, Daniel Roquel, se refirió al contrato millonario por parte del gobierno provincial de la banda de rock, Divididos, que se pagó con dinero del fondo UNIRSE constituído con el aporte de las empresas que explotan la minería en la provincia. «Esta es otra muestra más de la falta de criterio que tiene el Gobierno Provincial que gasta millones para este tipo de eventos a días de las elecciones pero no tiene fondos para garantizar las prestaciones de la Caja de Servicios Sociales o para reparar los colegios», enfatizó el edil. «Divididos nos quieren», señaló Roquel, «entre los que pueden ir a la escuela sin que se les caiga el techo en la cabeza y los que no; entre los que pueden atenderse en el hospital sin tener que esperar 5 horas y los que no; entre los que deben esperar dos meses para ser derivados porque la obra social no funciona y los que no”, remarcó Roquel. Afirmó que «Mientras haya una escuela que no esté en condiciones, un empleado público que cobre miseria o un hospital sin médicos e insumos, pagar 3.5 millones de pesos para que toque una banda de rock es indignante», expresó el concejal de Rio Gallegos. Desde la UCR y Nueva Santa Cruz criticaron al Gobierno provincial de Alicia Kirchner que pasó meses diciendo públicamente que no tenía recursos «y ahora mágicamente aparece millones de pesos bajo el brazo para realizar anuncios, pagar gastos de campaña y realizar eventos masivos».