BUENOS AIRES.- El interventor de YCRT, Omar Zeidán, ratificó en Tribunales los términos de la denuncia por el pago de 50 millones de pesos a la firma Fainser, por una obra de asfalto que no se hizo. Dos de los implicados en la causa son el ex interventor de la empresa, Atanacio Pérez Osuna, preso hace un año y medio, y el ex intendente y actual diputado Matías Mazú, quien tiene pedido de detención pero está amparado en los fueros. Durante más de dos horas se extendió la declaración testimonial que brindó ayer en el Palacio de Tribunales de la Ciudad de Buenos Aires el Interventor de YCRT, Omar Zeidan, en el marco del juicio oral y público de la denominada Causa Fainser que se sigue contra ex funcionarios y un empresario acusados de haber defraudado fondos públicos por 50 millones de pesos, que se iban a destinar a una importante obra vial que ni siquiera se inició. Zeidán debió responder numerosas preguntas de la Fiscalía y de los defensores, confirmando cada una de las irregularidades denunciadas a mediados de julio de 2017, luego que auditorias internas confirmaran un faltante de 50 millones de pesos, que a través de un convenio firmado en noviembre de 2015 para la «Readecuación de la Avenida YCF», que une Río Turbio y 28 de Noviembre. El interventor de YCRT confirmó que a pesar de que el acuerdo por un total de 412 millones de pesos no preveía adelantos, se abonaron 50 millones en dos pagos de 35 y 15 millones, uno realizado en noviembre y el otro por la tarde del 9 de diciembre de 2015. En la audiencia se ratificó que los tres cheques y las constancias que permitieron concretar los pagos fueron firmadas por el entonces coordinador general Miguel Larregina. Cabe consignar que dos de los principales implicados en esta causa, son el ex interventor de YCRT, Atanacio Pérez Osuna, preso hace un año y medio, y el ex intendente y actual diputado Matías Mazú, quien tiene pedido de detención pero está amparado en los fueros. El juicio contra el ex interventor Atanasio Pérez Osuna, el ex coordinador general Miguel Ángel Larregina, el ex asesor Juan Marcelo Vargas, el ex intendente y actual diputado santacruceño Matías Mazú y el presidente de Fainser Juan Carlos Lazcurain está a cargo del Tribunal integrado por Germán Andrés Castelli, Enrique Méndez Signori y Fernando Canero. Consultado por las defensas en cuanto al tiempo transcurrido entre su designación como interventor y la presentación de la Causa Fainser, Zeidán explicó que las auditorias llevaron su tiempo y que se realizaron simultáneamente con la administración y recuperación de una empresa que estaba en un estado ruinoso y totalmente improductiva. Zeidán recordó que fueron unas 15 denuncias en total las que se presentaron desde YCRT tras la realización de las diferentes auditorias externas e internas, y que la denuncia por Fainser se dio junto a otras cuatro que fueron presentadas con toda su documental ante la Justicia. Las defensas también consultaron a Zeidán sobre cual fue el proceder de la Intervención en relación a estos pagos y ratificó que desde YCRT se intimó a Fainser a reintegrar el dinero, algo que nunca ocurrió. También le consultaron por qué no continuó con la realización de la obra de la Avenida YCRT a lo que Zeidán respondió que su función es ser «inteventor de un empresa que saca carbón y genera energía y no de una que hace rutas». Durante la audiencia de ayer hubo un cuarto intermedio y en un momento Pérez Osuna debió dejar a sala por una descompensación. También declaró en calidad de testigo el presidente del Concejo Deliberante de Río Turbio, quien como concejal había reclamado informes y realizado denuncias públicas por irregularidades en el manejo de fondos que supuestamente YCRT destinaba a diferentes