RÍO GALLEGOS.-  La diputada Gabriela Mestelán y su asesor y legislador electo, Javier Pérez Gallart, pidieron  al gobierno que informe sobre los ingresos producidos por la actividad de los casinos y la lotería provincial. Según un registro de 2015 en Santa Cruz hay instaladas 1456 máquinas tragamonedas (slots) en los casinos y salas de juego. Hay un proyecto para erradicarlos. 

A través de notas dirigidas a Leandro Zuliani, director de la Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos, y a Roberto Armando López titular de Lotería Provincial, la diputada Gabriela Mestelán, y su asesor y diputado electo, dr Javier Pérez Gallart, solicitaron información sobre «la recaudación en concepto del impuesto a los Ingresos Brutos y/o tasas, que haya percibido la Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos (ASIP) por la concesión de la explotación de casinos, salas tragamonedas y juego online que lleva adelante la empresa Casino Club S.A desde el 2015 a 2018 inclusive”, expresa el pedido a la institución conducida por Zuliani.

Es en el marco de la ley provincial N° 3.540 de Acceso a la información sancionada a mediados de 2017 por iniciativa de Gabriela Mestelán.

“Los casinos terminan siendo un negocio de un enriquecimiento formidable para muy pocos”, señalaron los denunciantes.

Publicidad

Publicidad

El pedido a Lotería Provincial

En cuanto a la información requerida a LOAS, los referentes de Encuentro Ciudadano quieren conocer  aspectos vinculados a la concesión de la explotación de casinos, salas tragamonedas y juego online que lleva adelante la empresa Casino Club S.A, del empresario Cristóbal López detenido en una causa por defraudación al fisco por más de 8 mil millones de pesos. 

Los puntos sobre los cuales pidieron información a LOAS son:

Contrato vigente de la explotación de casinos y salas tragamonedas en las localidades de Santa Cruz. Cantidad de máquinas tragamonedas habilitadas por localidad en la provincia de Santa Cruz. Detalle de las utilidades provenientes de la explotación de casinos y salas tragamonedas de acuerdo a lo estipulado en el artículo 8° de la ley 3.304, de creación de Lotería para Obras de Acción Social, y cánones vinculados a la explotación de casinos y salas tragamonedas.

Además, solicita “que nos informe el monto de las utilidades destinadas a los ministerios de Desarrollo Social y, de Salud y Medio Ambiente provenientes de la explotación de los juegos de azar durante los ejercicios 2015 a 2018 inclusive”.

Enfermos por el juego

“Cuando observamos el impacto de la actividad de los casinos en la provincia debemos considerar, por un lado, lo que genera el juego como enfermedad –la ludopatía–, que se ha convertido en un flagelo”, señala la diputada Gabriela Mestelán. “Por el otro, en términos de lo que significa para las arcas públicas, la actividad de los casinos termina siendo un negocio de un enriquecimiento formidable para muy pocos”, agrega Pérez Gallart.

Cabe observar que la problemática en torno a la actividad de los casinos en Santa Cruz es un tema que Encuentro Ciudadano ha seguido de cerca a lo largo de los años: en agosto pasado, Mestelán volvió a presentar desde su banca en la Legislatura un proyecto de ley de prohibición de los casinos.

El proyecto de ley no alcanza “a las rifas, tómbolas u otros juegos de azar que se realizan con fines benéficos y sin afán de lucro”, sino que plantea la no renovación de las licencias y/o concesiones de las salas de juego ya abiertas una vez que éstas hayan vencido. Abarca a los casinos, bingos, salas de Juego y/o espacios con máquinas tragamonedas.

Balance negativo y falta de información en el presupuesto

En los últimos años, el equipo de trabajo de Encuentro Ciudadano analizó una serie de informaciones disponibles en Presupuestos Provinciales, Presupuestos Provinciales Ejecutados y en otros organismos oficiales.

Las conclusiones son altamente negativas para la provincia: “Escasísima es la tributación o aportes que estas salas de juego realizan a las arcas provinciales, mediante Ingresos Brutos y el aporte a LOAS en relación a las millonarias ganancias que se llevan de Santa Cruz”, se lee en la fundamentación del proyecto de ley de Mestelán.

“Al 2015, según datos de la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de Argentina (ALEA) en Santa Cruz hay instaladas 1456 máquinas tragamonedas (slots) en los casinos y salas de juego. Esta cifra ubica a nuestra provincia en la 13° posición a nivel nacional, lo cual resulta alarmante en proporción a la población que habita nuestro suelo”, detalla el texto.

“Representan sumas irrisorias, en cuanto el costo y beneficio”, sintetiza la presentación de la diputada. “Está claro que sería más generoso dicho aporte si estas empresas parasitarias se van de la provincia y el dinero que se gasta en juegos de azar se transforma en circulante destinado al consumo de bienes y servicios en cada localidad”, remarca Mestelán. 

Un negocio que se expandió de la mano del kirchnerismo

El informe que fundamenta la mencionada presentación en la Legislatura detalla que “desde 2001 hemos visto en nuestra provincia la proliferación de Casinos y Salas de Juego con máquinas tragamonedas”, que “actualmente hay casinos instalados en Río Gallegos, El Calafate y Caleta Olivia y Salas de Juego de máquinas tragamonedas –figura peculiar por cierto– en Las Heras, Pico Truncado y Puerto Deseado, todas explotadas por la misma empresa”.

“Con este ‘negocio lícito’, del cual la provincia de Santa Cruz tiene competencia para su regulación mediante Lotería para Obras de Acción Social (LOAS), se ha generado la estimulación de nuevas adicciones como la ludopatía, que ha destrozado familias y en particular a las personas que la padecen. Así, un pequeño grupo de empresarios, obtienen formidables beneficios, del dinero circulante en cada localidad, el que se va de nuestra provincia a ser invertido en otros lugares”, observa y cuestiona.

En Ushuaia quieren que un casino sea transformado en centro cultural

En Tierra del Fuego dos jóvenes, Abril Gauna y Micaela D’annuncio, juntaron más de 3500 firmas a través de la plataforma Change.org, pidiendo que el edificio de la empresa Casino Club, con forma de ballena y situado sobre la costa del Canal Beagle, cambie su uso y se utilice como “centro artístico” para el desarrollo “del teatro, la pintura, la fotografía, el cine o la música”.

El lugar está cerrado desde octubre de este año, cuando la empresa vinculada a López decidió cesar sus actividades.

El casino de Ushuaia que cerró sus puertas el año pasado y jóvenes quieren convertir en un centro cultural