EL CALAFATE.- Policías, enfermeros, vecinos del lugar, cada uno pone un poco para el beneficio de todos. La historia del paraje La Esperanza está marcada por la autogestión y la solidaridad entre sus pobladores.

En los próximos días comenzará a funcionar un nuevo semáforo con luz roja intermitente que se localizará a la vera de la Ruta 5 en el kilómetro 145, para advertir a los viajantes que vienen desde El Calafate el cambio de circulación de la mano.

El artefacto fue donado por la municipalidad de Río Gallegos, gestionado por el vecino Roberto Escalante quién además pintó el semáforo que luego un grupo de vecinos, personal policial y de enfermería que cumplen tareas en el lugar ayudaron a colocar.

Según adelantó a Winfo Santa Cruz, Roberto Escalante, «en los próximos días ya comenzará a funcionar, solo falta que Servicios Públicos nos confirma la fecha en la que vendrán a hacer funcionar el semáforo», explicó.

Publicidad

Publicidad

Los vecinos agradecieron a YPF por la donación del caño para montar el artefacto lumínico.

No es la primera obra de autogestión que realizan los vecinos del transitado paraje cita en la intersección de las rutas, Nro 40 y Nro 5. En abril los vecinos compraron un semáforo que ya está instalado en la ruta, y cubre una de las demandas más esperadas porque brinda seguridad a los habitantes del poblado.