RÍO GALLEGOS.- El juez Claudio Bonadío dictó el procesamiento de Cristóbal López, Lucio Tamburo (actual presidente de SPSE) y Fabián De Sousa, en el marco de una causa por irregularidades en la construcción del acueducto de Caleta Olivia y trabó un embargo por 141 millones de pesos. En el auto de procesamiento Bonadío da por acreditado que De Sousa y López “tenían vinculación directa con funcionarios públicos de diferentes organismos estatales”. Y por esos vínculos ” pudo establecerse la connivencia con los funcionarios del ENOHSA y así concretar la defraudación en perjuicio dicho ente”. En ese entonces, quien se hallaba al frente del ENOHSA era el actual presidente de Servicios Públicos, Lucio Tamburo. López,  Tamburo y De Sousa quedaron procesados por presunta «defraudación contra la administración pública» con embargos de 141 millones de pesos. En noviembre de 2017 Lucio Tamburo, fue procesado por el juez federal Sergio Torres por administración fraudulenta junto al ex intendente de Almirante Brown Darío Giustozzi, en una causa que investiga la construcción de una obra de cloacas de 5 millones de pesos, para la localidad de Claypole, que si bien se pagó, fue defectuosa y para la justicia es una obra «inútil». Tamburo quedó implicado por ser entonces administrador del ENHOSA. Pero no es el único trance judicial que afronta el funcionario por su gestión al frente del ENHOSA. Tamburo también está imputado por el Fiscal Carlos Stornelli ante el Juzgado Federal de Capital Federal a cargo del Dr. Luis Rodriguez, por el supuesto delito de defraudación contra el Estado Nacional junto a Julio De Vido, y José López, en una causa que investiga obras en la provincia de Tucumán. https://winfo.com.ar/2017/11/procesaron-a-lucio-tamburo-por-una-obra-de-5-millones-de-pesos-en-buenos-aires/ Los delitos se habrían cometido en el marco de la obra pública denominada “Optimización del Sistema Acueducto Regional Lago Musters-Comodoro Rivadavia-Rada Tilly-Caleta Olivia y Provincias de Chubut y Santa Cruz” adjudicada a la firma C.P.C. S.A. Bonadío sostuvo que entre 2009 y 2015, la empresa Inversora M&S SA (anteriormente Oil Minerals SA) «resultaba ser una de las accionistas mayoritarias de la empresa CPC S.A». Vale recordar que Cristóbal López y Fabián De Sousa fueron presidente y vicepresidente respectivamente de la firma Inversora M&S S.A. (principal empresa del Grupo INDALO), así como también los prenombrados eran personalmente titulares de acciones. Esta investigación se abrió a raíz de una denuncia de la Oficina Anticorrupción hecha en 2017 por supuestas irregularidades en obras para un acueducto entre Chubut y Santa Cruz. La denuncia se basó en un informe de la Sindicatura General de la Nación referido a supuestas irregularidades para beneficiar a una determinada empresa. En la causa se investiga a la firma CPC SA, del grupo Indalo.