*Por Tarek Hallar

En el medio de la crisis que nos tiene a todos desorientados y encerrados en nuestras casas hay gestos y medidas que alegran y muestran el potencial que tenemos los seres humanos. Hace años, Caleta Olivia es una ciudad en crisis, en especial por las permanentes dificultades por la falta de agua, situación que empeora ante la pandemia del coronavirus. En este contexto, hay gestos que merecen ser destacados no solo por su impacto real sino por la importancia simbólica y el ejemplo que demuestran.

Fue en Caleta Olivia donde ante la emergencia y la cuarentena un médico se ofreció a atender gratis a distancia usando la tecnología o asistir al que lo necesite. Un medico dejó la comodidad de su casa para hacer lo que sabe, ayudando al sistema sanitario pero sobre todo a sus vecinos. 

Se trata de Juan Acuña Kunz, un conocido profesional de la salud caletense, comprometido con su comunidad, al punto que fue concejal de la ciudad , diputado nacional y autoridad de la UCR. 
Juan es un médico que siempre esta disponible para dar una mano, aportar y dar el ejemplo. Se convirtió en referente social que todo el tiempo tiene actitudes que muestran lo mucho que quiere a Caleta y sus vecinos. 

Publicidad

Publicidad


En medio de la crisis mundial no dudo en sumarse para recorrer Caleta ayudando a los demás. Hoy responde mensajes en su celular, realiza consultas por videollamada y también recorre los barrios visitando a los pacientes que lo necesitan, que requieren una receta para medicamentos o responder una consulta puntual por dolencias menores. 

A través de sus redes sociales compartió su teléfono, y les dijo a los vecinos «y si fuese necesario, no duden en llamarme, porque yo puedo transitar! Dios nos proteja a todos y a sus órdenes convecinos!!!».

En una provincia como la nuestra, es necesario destacar este tipo de medidas que nos hacen recuperar la esperanza y muestran lo mejor de la comunidad. 

El aporte de Juan Acuña Kunz en Caleta fue uno de los primeros, pero no es el único. En Río Gallegos también se están sumando médicos para atender y recetar a quienes lo requieran. Esto aporta tranquilidad a quienes dolencias o sufren enfermedades pero también ayuda a que consultas menores no lleguen a los hospitales y así se puedan destinar mas recursos para atender la pandemia.