SANTA CRUZ.- A raíz del cierre de comercio por la pandemia del coronavirus, y de la consecuente pérdida de rentabilidad de las pequeñas empresas, la diputada provincial, Nadia Ricci, pidió al gobierno la quita del 50% del impuesto a los ingresos brutos para los meses de marzo a setiembre del corriente año.

La Diputada, Nadia Ricci, quiere que el gobierno provincial aplique una quita del 50% de los impuestos provinciales, ingresos brutos, entre otros, a las Pequeñas y Medianas Empresas inscriptas en el registro MiPyME de la AFIP.

En un proyecto de ley presentado en la legislatura, argumenta que las pequemas empresas y los comercios, «no pueden hacer frente por sí solos a esta delicada situación que va a llevar a cero las ventas, que va a hacer difícil el pago de salarios, la compra de mercaderías y el pago de impuestos”, fundamenta en un proyecto de Ley.

“Lo que estamos proponiendo no afecta la recaudación provincial y brindará un alivio y un apoyo al sostenimiento de las pequeñas empresas del comercio y la industria de la provincia que no gozan, como sí lo hacen las multinacionales y grandes compañías nacionales, de la posibilidad de conseguir financiamiento, inversiones y apoyo gubernamental”, Nadia Ricci.

Publicidad

Publicidad

Señaló que las PYMES santacruceñas «ya vienen de un gran proceso inflacionario, de suba del tipo de cambio, de caída de las ventas, que en el 2019 produjo el cierre de muchas y situaciones límite en la gran mayoría, a lo que ahora se le suma la baja en las ventas ocasionadas por la pandemia del COVID 19», afirmó.

Agrega en los fundamentos, que si bien «hoy la prioridad es sin dudas contener la propagación del virus y evitar de todas formas la infección de los sectores de la población, es necesario también cuidar a las pequeñas y medianas empresas que representan un gran porcentaje de empleo genuino y proveen de servicios a todos los habitantes de la provincia«, argumenta la parlamentaria.