SANTA CRUZ.- El diputado, Javier Pérez Gallart, pidió al gobierno que a través del Banco Santa Cruz aplique medidas que alivien las finanzas de los hogares que dependen de un salario estatal, y son clientes de la entidad a través de las cuentas sueldo. Aplazamiento de pagos de tarjetas, y de cuotas de préstamos, suspensión de intereses por mora y líneas de créditos para pymes a un interés de 24%, entre otros puntos.

“Es necesario que el Banco Santa Cruz tome medidas urgentes en beneficio de los trabajadores”, señaló el legislador, Javier Pérez Gallart, quien pidió al gobierno provincial que en su carácter de dueño del 49% de las acciones, «instruya a su representante en el directorio, el ex diputado Matías Bezi, a tomar de manera urgente un rol de mayor responsabilidad”, subrayó.

Entre ellas citó, la prórroga de vencimientos del pago de tarjetas de créditos, y de préstamos personales, la suspensión del pago de intereses y el otorgamiento de créditos a tasas blandas para las Pymes.

Argumentó que el grupo Eskenazi hace lo propio en otros bancos del país que al igual que en Santa Cruz, administra en sociedad con los gobiernos y puso como ejemplo los bancos de San Juan, y de Santa Fe.

Publicidad

Publicidad

“Acompañamos al gobierno provincial en todas las medidas que tiendan a aliziar la situación de crisis que vivimos, como la declaración de la emergencia sanitaria y los puntos de la emergencia económica y comercial”, expresó el legislador, «pero es hora de tomar decisiones sobre los créditos personales, hipotecarios y tarjetas de crédito», enfatizó.

Las medidas que debería adoptar el banco, según Encuentro Ciudadano 

A través de un comunicado de prensa, el bloque Encuentro Ciudadano, enumeró las medidas que debería exigirle el gobierno al Banco Santa Cruz:

-Establecer una moratoria de los vencimientos de los créditos personales, hipotecarios y de tarjeta de crédito (Visa y Mastercard).

-Congelar las cuotas de los créditos personales, prendarios e hipotecarios por un plazo de 90 a 180 días.

-Suspender por un plazo de 90 a 180 días el cobro de intereses por el pago mínimo de las tarjetas de crédito y trasladar su vencimiento al último día hábil del mes.

-Generar líneas de crédito para Pymes, con tasas de interés que vayan en consonancia con las que define el Banco Central (un máximo del 24%).

Piden además, «la aplicación de un periodo de gracia para que el empleado estatal pueda afrontar sus obligaciones con el Banco, y en este punto es crucial lo que se pueda definir en estos días”, resumió Pérez Gallart.

“Desde esta perspectiva, coincidimos con lo anunciado por el ministro de Economía, quien habló de líneas de créditos con subsidios de tasas para empresas y comercios”, agrega el comunicado.

El Banco Santa Cruz y su principal cartera de clientes, los trabajadores estatales

Javier Pérez Gallart recordó que “los trabajadores estatales son clientes cautivos del Banco Santa Cruz, que es por ley nuestra Caja Obligada y Agente Financiero exclusivo, por lo cual incluso se le paga comisiones”, apuntó.

Esto hizo el Banco en otras provincias 

El diputado de Encuentro Ciudadano advirtió que “el mismo grupo que es accionista de nuestro Banco, impulsó en el Nuevo Banco de Santa Fe y junto al gobierno de esa provincia, líneas de crédito para MiPymes con plazos de amortización de 180 a 365 días, con tasa de interés fija en 24% para capital de trabajo y pago de nómina salarial, stock de mercaderías y compra de bienes e insumos tecnológicos”, precisó.

“En el Banco San Juan S.A., donde también participa el Grupo Eskenazi, se acordó con el gobierno líneas de financiamiento para incentivar el consumo con financiación en hasta 3 cuotas sin interés en la compra de alimentos, 6 cuotas sin interés para indumentaria y calzado, y 10 cuotas sin interés para construcción y otros rubros”, detalló Pérez Gallart.

“Si estas medidas se toman en otras provincias, entonces también se pueden tomar en Santa Cruz”, reclamó.

Suspensión de paritarias estatales

Pérez Gallart reclama además, por la reapertura de la paritaria salarial de la administración pública que el gobierno suspendió de manera unilateral.

«Es inadmisible que el Ejecutivo haya suspendido de manera unilateral la discusión salarial con los representantes de los trabajadores estatales”, cuestionó el diputado.