SANTA CRUZ.- Desde la Camara de Proveedores Mineros advirtieron que tendrán «graves problemas para hacer frente a sus obligaciones», debido a que las mineras «decidieron comenzar a recortar contratos de servicios» por la crisis sanitaria. Dicen que están en riesgo 5.400 empleos directos.  Calificaron de «desesperante», la situación.

La Cámara de Proveedores Mineros (Capromisa)  manifestó su preocupación «por la situación de las PYMES Santacruceñas ante la crisis sanitaria que ya paraliza la economía», por lo cual «las Operadoras Mineras decidieron comenzar a recortar los contratos de servicios que tenían con sus proveedores», explicaron.

Desde la entidad que nuclea a los proveedores que residen en la Provincia de Santa Cruz, precisan que estas empresas generan una mano de obra de 5.300 empleos directos, y 12 mil indirecto, y dejaron claro que todos estos empleos «se encuentran en riesgo por las actitudes tomadas por las Empresas Mineras». 

Críticas a la actitud de las empresas

Publicidad

Publicidad

«Se debería enfrentar esta crisis pensando en la licencia social y demostrar una sensibilidad para ayudar a empresas locales a afrontar sus compromisos», enfatizan desde Capromisa.

Cuestionan que «Cortar contratos sin siquiera evaluar el impacto no es pensar en la Licencia Social ni en los trabajadores de las comunidades. Es tiempo que demuestren un real compromiso con Santa Cruz y no de dejar empresas y trabajadores en la calle, cancelando contratos y dejando a cientos sin seguridad ni sostén durante una pandemia», remarcaron.

Afirmaron que «La falta de cumplimiento de los contratos ante una pandemia que afecta a toda la comunidad establece un precedente muy negativo y generara enormes costos sociales, dejando a cientos de trabajadores, emprendedores y trabajadores indirectos sin cobertura ni sosten ante la crisis», remarcaron autoridades de CAPROMISA.

No obstante desde Capromisa destacaron «su apoyo y total acuerdo con las medidas anunciadas desde el Gobierno Nacional que priorizan las cuestiones fundamentales y buscan salvaguardar la salud publica de los argentinos«, expresaron, y que dichas medidas son «oportunas y redundarán en beneficios enormes para la comunidad».

También resaltaron «el esfuerzo de las autoridades provinciales para prevenir y proteger a la población y llevar adelante la cuarentena con las normas de aislamiento en toda Santa Cruz».

Pidieron el mismo nivel de compromiso social y la misma responsabilidad a las empresas mineras para cuidar a los empleados y trabajadores del sector, y evitar males mayores tanto sociales, económicos y sanitarios.

Capromisa calificó de «desesperante la situación de las pymes santacruceñas que hoy no tienen seguridad sobre su futuro en medio de la peor crisis sanitaria de la historia».

Los miembros de la Cámara empresarial destacaron que los proveedores que están nucleados en Capromisa generan una mano de obra de 5.300 empleos directos, generando un empleo indirecto de cerca de 12 mil personas, y dejaron claro que todos estos empleos se encuentran en riesgo por las actitudes tomadas por las Empresas Mineras.

«Esta mano de obra es el sostén de muchas familias que generan un movimiento económico en las localidades de incidencia minera como Perito Moreno, Puerto San Julián, Puerto Deseado, Caleta Olivia, Rio Gallegos, Gobernador Gregores, Pico Truncado. Si las operadoras mineras no revén la situación y su conducta unilateral, se generará desempleo y corte de movimiento económico en momentos de crisis y enorme necesidad», indicaron.