SANTA CRUZ.- Roberto Escalante vive en el paraje La Esperanza, es enfermo crónico y a raíz de la cuarentena por el coronavirus está imposibilitado de viajar a la capital provincial adonde todos los meses debe trasladarse para adquirir sus medicación. Enterados de la situación los policías que trabajan en la Unidad Operativa que funciona allí, se ofrecieron a procurárselos y así lo hicieron. Roberto compartió esta acción en las redes provocando una oleada de adhesiones.

«Vivo en un pequeño paraje llamado la esperanza, somos pocas personas alejados de las ciudades. Jamás ningún gobierno nos tuvo en cuenta y mucho menos ahora», escribió Roberto Escalante en su cuenta de facebook. Inmediatamente cientos de personas acompañaron el posteo, poniendo un «me gusta», y compartiendolo.

En el lugar funciona un destacamento de la policía provincial, cuyos efectivos comparten las vivencias de habitar un paraje en medio de la espeta patagónica, en la intersección de las rutas 5 y 7.

Por allí pasan diariamente cientos de automovilistas que viajan a El Calafate, El Chaltén, la Cuenca Carbonífera o rumbo a Chile para visitar El Paine, Puerto Natales o Punta Arenas.

Publicidad

Publicidad

Pero solo pasan. Auque la mayoría se detenga unos instantes para abastecerse de combustible en la estación de Servicios que está a la vera del camino, justo frente al pequeño poblado de una veintena de casas que tesoneramente habitan La Esperanza.

Roberto cerró su comentario con un sentido agradecimiento y un mensaje que nos abre los ojos para ver, lo que pocos ven.

«Pero saben que.??? Aquí están ellos para ayudar..soy enfermo crónico y gracias a estos chicos hoy tengo mi medicación.. Algo de víveres y gas… Esto que nadie sabe pasa en la realidad.. Por esto y muchas otras cosas ..gracias policía de santa cruz. Gracias policía del paraje la esperanza.por estar donde estamos los olvidados…..