SANTA CRUZ.-  La justicia dispuso que u$s 2 millones, y 1,2 millones de pesos decomisados de los bolsos que el exsecretario de Obras Públicas, José López,  intentó introducir en un convento cuando fue detenido,  serán destinados a los hospitales Garraham y Gutiérrez para la compra de insumos. 

Dinero de la corrupción que el exsecretario de Obras Públicas, José López, introdujo en bolsos al interior de un convento en la localidad bonaerense de General Rodríguez, servirá ahora para dotar de insumos al hospital Pediátrico Juan Garraham y el Hospital Gutiérrez.

Así lo decidieron los juecas del Tribunal Federal Oral N° 1 Adrián Grünberg, José Michilini y Ricardo Basílico.

El exfuncionario y segundo de Julio De Vido, en el Ministerio de Planificación Federal, durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, cumple una condena a 6 años de prisión por enriquecimiento ilícito.

Publicidad

Publicidad

Es por la causa se le inició cuando fue detenido la madrugada del 14 de junio, cuando ingresaba con bolsos con dinero y armas al convento. 

López confesó que el dinero se lo había entregado un exsecretario privado de los Kirchner, y le pidió que lo traslade hasta el convento. Pero no pudo justificar el origen del dinero. 

La plata ahora servirá para adquirir ventiladores, bombas de infusión volumétrica, carros de paro cardíaco con desfribiladores, monitores, impresoras 3D, insumos para las máquinas, equipamiento electrónico especializado, barbijos y antiparras protectoras.

Son 2 millones de dólares y 1,2 millones de pesos que se habían decomisado al exsecretario de Obras Públicas José López, condenado por enriquecimiento ilícito tras ser descubierto cuando intentaba esconder bolsos con dinero en un convento de Moreno. El dinero se destinará a comprar insumos que el hospital pidió especialmente para hacer frente a la pandemia del coronavirus .

A esta lista se agrega, envasadoras de medicamentos y comprimidos, un sistema centralizado de bombas de infusión inteligente, un ecogradiografo 4D de última generación y dos videoelectroencefalogramas.

Con estos elementos, la entrega total es de 1.988.139 dólares y 1.275.700 pesos para afrontar la emergencia epidemiológica y las necesidades más urgentes del hospital, incluyendo el mejoramiento y la renovación de la tecnología del sector de farmacia y de alta complejidad del nosocomio.

Fuente La Nación. Nota completa aquí.