BUENOS AIRES.- El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, pidió la liberación de Mártín Báez, y del ex funcionario, Ricardo Jaime. El pedido fue denegado por la Justicia. Pietragalla argumentó que las detenciones están «reñidas con el estado de derecho». Desde el gobierno nacional afirmaron que desconocían el pedido del funcionario y se desligaron de la acción. La Cámara Federal de Casación rechazó un pedido de  libertad de Martín Báez, que cumple prisión preventiva acusado de haber lavado dinero vinculado a la corrupción, que había realizado la semana pasada, el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla. Según publicó hoy el diario La Nación, el pedido de Pietragalla incluía también la liberación del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, preso por haber pagado coimas a empresas concesionarias. La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es HORACIO-PIETRAGALLA-PRENSA-2.jpgFuentes del Gobierno revelaron al mismo diario que la solicitud no contó con un aval previo de la Casa Rosada. En el Ministerio de Justicia dijeron incluso a LA NACION que se habían enterado de las presentaciones del Secretario de Derechos Humanos por los medios. «Lo hizo solo. Nadie lo sabía», fue la respuesta. Horacio Pietragalla fue secretario de DDHH en Santa Cruz durante el primero gobierno de Alicia Kirchner. En tanto en la década del 90, Ricardo Jaime, también ocupó varios cargos en la provincia durante el gobierno de Néstor Kirchner. Jaime fue Ministro de Educación y Ministro Secretario de la Gobernación. Martín Báez, uno de los cuatro hijos del empresario, Lázaro Báez, fue detenido en febrero del año pasado luego de presentarse a declarar ante el Tribunal Oral Federal 4. https://winfo.com.ar/2019/02/martin-baez-quedo-detenido-tras-llegar-a-comodoro-py/ Pietragalla afirma además que las cárceles no están en condiciones de albergar a tantos detenidos por el hecho de estar superpobladas. «Por supuesto que esta sobrepoblación carcelaria significa un óbice para la realización y respeto de todos los derechos humanos del conjunto de las personas privadas de su libertad», consideró. Pietragalla señala que en el caso de Martín Báez, su detención es «un ejemplo del abuso de las prisiones preventivas», afirmó. Según Pietragalla, la decisión del tribunal de mantener preso a Martín Báez «podría acarrear una responsabilidad internacional para el Estado argentino» porque es arbitraria y está «reñida con el Estado de Derecho» y con la jurisprudencia de los fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El funcionario sostiene que, por eso, su intención es «evitar que la continuidad de la prisión preventiva del imputado Martín Báez repercuta en responsabilidad internacional para el Estado argentino». En su escrito, Pietragalla citó a Alberto Fernández . «Cuando el Presidente de la Nación, en su discurso ante la Asamblea Legislativa, se refirió a ‘detenciones arbitrarias’ lo hizo en consonancia con las previsiones del derecho internacional de los derechos humanos y de los compromisos internacionales asumidos por el Estado argentino. De eso se trata», afirmó. Pero Pietragalla cuestionó además las condiciones de detención en las cárceles que dependen del Sistema Penitenciario Federal (que depende del Ministerio de Justicia), aunque señaló como principal responsable a la Justicia. Fuente: La Nación/Paz Rodriguez Niel