RÍO GALLEGOS.- Representantes de la Asociación de Kinesiólogos fueron a plantearle al intendente, Pablo Grasso, la necesidad que tienen de retornar a sus tareas,  «con todos los recaudos necesarios» en el marco de las restricciones impuestas por la cuarentena y el aislamiento social por el coronavirus. Daniela Reyna, Luis Megias y Sandra Martínez, de la Asociación de Kinesiólogos de Santa Cruz, se reunieron ayer con el intendente, Pablo Grasso, para plantearle la necesidad de retomar sus actividades las que como la mayoría de las prestaciones de salud están suspendidas por la pandemia de coronavirus COVID 19. «Nos expresó la inquietud que él tiene para que de a poco vayamos retomando las actividades, tanto los kinesiólogos como diferentes áreas, tanto de Salud como los comercios en general», contó a Winfo Santa Cruz, Luis Megías prosecretario de la Asociación. El jefe comunal les pidió un protocolo con las pautas a seguir en el retorno a las actividades. Se trata de un protocolo de bioseguraidad que se emplea en todos los consultorios. «El Municipio es quien debe inspeccionar la correcta aplicación de estas normas de bioseguridad para cuidar al paciente», afirman los kinesiólogos. En qué consisten las normas de bioseguridad «Básicamente sería la distribución de los turnos, es decir, que sean espaciados. Que entre paciente y paciente que vaya entrando se realice una higiene general del consultorio antes que llegue el paciente que sigue.  No quedarse en la sala de espera, que sean puntuales con el turno», explicó el licenciado Megías. Remarcó la importancia del uso de babrijos y en la higiene personal, y la constante limpieza de las camillas. Son medidas para cuidar al paciente. La excepción son «aquellos pacientes inmunodeprimidos y mayores de 65 años no podrán asistir a realizarse tratamientos por encontrarse dentro de los grupos de riesgo», señaló. Asimismo Megías adelantó a este portal que también van a reunirse con autoridades de Salud, tanto del municipio como del Ministerio de Salud provincial. «Queremos volver a trabajar con todos los recaudos necesarios», afirma el kinesiólogo. El pedido de los kinesiólogos se funda en que la actividad no está contemplada en las llamadas «tareas escenciales» que fueron autorizadas a trabajar por el gobierno nacional.   Por este motivo a nivel nacional   los profesionales realizaron un pedido al Ministerio de Salud de la Nación. Deuda de la Caja de Servicios Sociales Además de la falta de trabajo por el asislamiento social, los kinesiólogos están preocupados por la deuda que mantiene la Caja de Servicios Sociales con ellos, la que acumula facturaciones pendientes de pago desde octubre del año pasado. https://winfo.com.ar/2020/04/kinesiologos-no-cobran-desde-octubre-las-prestaciones-a-la-css/ AL respecto ayer hubo un contacto con las autoridaes de la obra social intervenida por el gobierno, quienes prometieron dar una respuesta el viernes 24 de abril.